fbpx
imss, marzam

Pool CEO

11 de marzo 2019 | 11:16 am

En 2015, Luis Doporto Alejandre compró la farmacéutica Marzam a Genomma Lab y sus contratos con el IMSS se multiplicaron.

El detalle relevante es que el padre de Luis Doporto Alejandre, Héctor Doporto Ramírez, es integrante del Consejo Técnico del IMSS.

Doporto Ramírez comenzó a desempeñar su puesto en el máximo órgano de gobierno del Instituto en 2010, pero los contratos con la farmacéutica se multiplicaron cinco veces a partir de 2015, cuando Doporto Alejandre se volvió el dueño legal de Marzam.

Entre 2002 y 2014, las compras acumuladas del IMSS a Marzam sumaron 95 millones de pesos, mientras que entre 2015 y 2018, los contratos se multiplicaron a más de 526 millones de pesos, revela Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

“Aunque los integrantes del Consejo Técnico del IMSS no tienen la facultad de decidir adquisiciones o contratos, sí pueden tener acceso a información sobre futuras inversiones y en algunos casos estructuran las bases de licitaciones”, según documentos citados por MCCI.

Entre 2013 y 2018, Marzam vendió más de 2,000 millones de pesos en medicinas al Gobierno federal, mientras que en el periodo 2006-2012 sus ventas habían sido por 573 millones de pesos. Un crecimiento de 250% de un sexenio al otro.

El mayor monto de contratos se dio durante la administración de Enrique Peña Nieto: el IMSS le compró medicamentos por 615 millones de pesos; la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), 522 millones de pesos; el ISSSTE, 404 millones, y Pemex, 244 millones de pesos.

Mientras los contratos eran firmados y las transacciones completadas a favor de la farmacéutica, Marzam era investigada por delitos federales por la otrora Procuraduría General de la República (PGR) y por concentración ilícita por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), de acuerdo con documentos obtenidos por MCCI.

Estas indagatorias se dieron luego de que la investigación periodística mundial conocida como Panamá Papers revelara un préstamo oculto para la compra de Marzam por 53.3 millones de dólares por parte de María Matarazzo.

“Ella es esposa de Pablo Escandón, dueño de Nadro, otra de las grandes distribuidoras de fármacos en México, lo que apuntaba hacia una posible operación oculta para acaparar el mercado”, explica MCCI.

Aunque en un principio, Doporte Alejandre negó la información, en octubre de 2018 admitió la triangulación del dinero, recuerda Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, argumentando que fue un préstamo.

La respuesta

Doporto Alejandre afirmó a MCCI que su padre nunca tuvo injerencia en los procesos de adquisiciones, “mucho menos en medicamentos y materiales de curación”, aunque sí reconoció que el Consejo Técnico de Administración del IMSS sí interviene en el diseño de las bases de licitación.

“Sobre el incremento de sus ventas al IMSS, Luis Doporto aseguró que los ingresos vía gobierno antes de 2015 fueron muy limitados por lo que, en febrero del 2016, contrataron un nuevo equipo para esa tarea, pero que esto apenas representa menos del 5% de sus ingresos totales”, cita MCCI.

La investigación sobre el caso sigue abierta y la ahora Fiscalía General de la República ordenó reservar el expediente por cinco años, a partir del pasado 28 de febrero de 2019, detalla MCCI tras realizar peticiones de información.