fbpx

14 de junio 2019 | 4:47 pm

La firma de servicios petroleros Perforadora Oro Negro, que presiden Gonzalo Gil White y José Antonio Cañedo White, fue declarada quiebra por un juez al no lograr un acuerdo con sus acreedores, a los que debe al menos 6,500 millones de pesos.

El juez del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Civil de la Ciudad de México había declarado en concurso mercantil a Oro Negro en septiembre de 2018.

La autoridad ordenó al Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles que dentro de cinco días ratifique al conciliador Fernando Pérez Correa  como síndico, o de lo contrario designe a otro.

“Se ordena al síndico que proceda a la enajenación de los bienes y derechos que integran la Masa (concursal), procurando obtener el mayor producto posible por su enajenación, a fin de hacer pago a los acreedores”, indicó el juez en la sentencia de este viernes.

La firma empezó a tener problemas en 2017, cuando Pemex terminó los contratos que tenía para rentar las plataformas que había logrado adquirir a través de préstamos por cerca de 950 millones de dólares, de acuerdo con un reporte de Expansión.

Si bien otro juez determinó en febrero pasado que la terminación fue ilegal, ese fallo está en apelación y podrían pasar años para que sea confirmado en definitiva, según Reforma.

En septiembre de 2018, Pemex pagó a Oro Negro 1,570 millones de pesos por facturas pendientes, sin embargo, el dinero quedó en un fideicomiso que servía para pagar a los bonistas del prestador de servicios petroleros, agregó el medio.

Durante la gestión de Emilio Lozoya al frente de Pemex, la compañía en quiebra obtuvo 18,000 millones de pesos en contratos de arrendamiento de plataformas marinas.