Construcción de gasoducto de gas natural de Transcanada en México

27 de junio 2019 | 7:38 am

Actualización 15:20 horas 

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) envió el miércoles a una subsidiaria indirecta de Grupo Carso una solicitud de arbitraje donde demanda la nulidad de cláusulas de un contrato vinculado al gasoducto Samalayuca–Sásabe.

El grupo de la familia Slim informó en un comunicado este jueves que el 23 de septiembre de 2015 la CFE y Carso Gasoductos (actualmente Carso Gasoducto Norte) celebraron un contrato de prestación de servicio de transporte de gas natural por gasoducto hasta por 472 millones de pies cúbicos diarios.

Indicó que el gasoducto está en proceso de construcción y el servicio se dará en el trayecto Samalayuca–Sásabe, en Chihuahua y Sonora, por 25 años.

“Dicho contrato fue firmado por CGN, tras haber presentado la mejor opción técnica y económica para la CFE, de acuerdo con la Licitación Pública Internacional No. LPSTGN- 002/15 convocada por la propia CFE”, argumentó Carso.

Apuntó que Carso Gasoducto Norte analiza el contenido del recurso y su fundamento legal.

Grupo Carso, cuyas acciones perdieron al cierre 2.42% en la Bolsa Mexicana de Valores, no detalló las cláusulas, sin embargo, el martes Infraestructura Energética Nova (IEnova) dio a conocer una situación similar con el gasoducto marino Sur de Texas–Tuxpan. 

IEnova, cuyas títulos retrocedieron 4.70% este jueves en la plaza mexicana, expresó en un comunicado que la sociedad que tiene con la canadiense TC Energy Corporation recibió el 24 de junio una solicitud de inicio de arbitraje por parte de la CFE.

La empresa señaló que el recurso demanda la nulidad de cláusulas del contrato para el servicio de transporte de gas natural, que hacen referencia a la responsabilidad de las partes en eventos de caso fortuito y fuerza mayor.

El arbitraje pide la anulación de cláusulas que se refieren al reembolso de pagos por capacidad relacionados a dichos eventos que CFE inicialmente reconoció y que ahora considera indebidos, según IEnova.

El anuncio de este arbitraje hizo que el embajador de Canadá en México, Pierre Alarie, manifestara en Twitter su preocupación.

Previamente, la CFE había dicho que buscaría negociar una solución “equitativa” para las disputas con empresas contratadas para construir ductos que aún no están concluidos, y cuyos costos han sido cuestionados por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En febrero, el Ejecutivo acusó a siete empresas de haber incurrido en esa situación, entre ellas a IEnova, TransCanada Corp y Carso.

López Obrador dijo entonces que su gobierno respetaría los contratos entre las empresas privadas y la CFE tras anunciar que serían revisados.

Sostuvo además que las firmas no serían vetadas salvo que se determinara alguna omisión en la construcción de las obras.

AMLO defiende medida por contratos “abusivos”

Este jueves, López Obrador afirmó que si se aplican estos contratos tal como están se terminaría de quebrar a la CFE.

Si esos contratos se aplican tal cual, pues se terminaría de quebrar a la CFE, que de por sí la entregaron muy disminuida,

declaró el presidente en su conferencia de este jueves.

“Aquí se dio a conocer que esos contratos eran abusivos, yo les llamé contratos leoninos porque se entregaron con todos los beneficios para las empresas”, agregó.

Manifestó que se inició un proceso cuyo propósito principal es que haya un diálogo con las empresas involucradas.

“Ahora se inició un proceso que tiene como propósito principal el que haya un diálogo con las empresas, en este caso esta empresa canadiense (TC Energy Corporation), y se va a buscar que mediante la conciliación se resuelva el problema”, manifestó.

A principios de junio, la agencia Fitch rebajó la calificación de la CFE de BBB+ a BBB y modificó su perspectiva de estable a negativa por el deterioro de su perfil crediticio.

Con información de Reuters