1. Kansas City Southern gana clientes por la estrategia ‘antihuachicol’ del gobierno.

15 de septiembre 2021 | 1:41 pm

Tras meses de una batalla de adquisición, Canadian Pacific Railway (CP) concretó un acuerdo para adquirir Kansas City Southern (KCS), lo que desembocará en la creación y desarrollo del primer ferrocarril que recorrerá México, Estados Unidos y Canadá.

A través de un comunicado difundido por CP, se informó que la canadiense adquirió a KCS en una transacción valorada en 31,000 millones de dólares. Además, la transacción, que contó con el apoyo unánime de ambas juntas directivas, valoró a KCS en 300 dólares por acción, lo que representó una prima de 34%, con base en el precio de cierre de CP el 9 de agosto del 2021.

Nuestro camino hacia este acuerdo histórico sólo refuerza nuestra convicción en esta asociación única en la vida (…) CP y KCS brindarán nuevas opciones de transporte competitivas y respaldarán el crecimiento económico de América del Norte

 dijo el presidente y director ejecutivo de CP, Keith Creel. 

Por su parte, el presidente y director ejecutivo de KCS, Patrick J. Ottensmeyer, comentó que la fusión no solo beneficiará a los clientes, socios y accionistas, sino también a los empleados y clientes.

“Nos complace asociarnos con CP para crear un ferrocarril que pueda competir al ofrecer el mejor valor por el dólar del transporte”, dijo el presidente y director ejecutivo.

CP dijo, además, que para desarrollar 20,000 millas de ferrocarril, empleará a 20,000 personas y generará ingresos totales, aproximadamente, de 8,700 millones de dólares en 2020. 

Lee también: Megafusión ferroviaria mostrará el potencial del T-MEC: José Zozaya

El camino a la fusión

El camino a la fusión con KCS involucró meses de una disputa entre Canadian Pacific y Canadian Nacional Railway.

En marzo de este año, CP ofreció a KCS una cifra de 25,000 millones de dólares para lograr un acuerdo, sin embargo, Canadian National incrementó la suma a 33,700 millones para abril del 2021.

Posteriormente, en agosto, Canadian National Railway ofreció 30,000 millones de dólares e, incluso, durante el mes de agosto se habló de que ya habían llegado a un acuerdo de fusión entre KCS y Canadian National.

No obstante, Canadian Pacific revisó su oferta y Canadian National comunicó que ya no mejoraría la suya, con lo que dejó el camino libre para concretar la transacción entre KCS y su competidor.