orden de despacho

19 de marzo 2021 | 10:29 am

Un juez de Ciudad de México otorgó las primeras suspensiones definitivas contra la entrada en vigor de la nueva Ley de la Industria Eléctrica (LIE) propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El juez Juan Pablo Gómez Fierro del Segundo Distrito en Materia Administrativa Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones concedió tres suspensiones definitivas a los juicios de amparo con número de expediente 118, 119 y 120/2021 que interpusieron diversas empresas del sector energético.

La suspensión definitiva que se concede es para el efecto de que se suspenden todas las consecuencias derivadas del decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica

dijo el juez

El juzgado resaltó que los efectos de esta medida cautelar, a pesar de que fue solicitada solo por dos empresa que realizan actividades en el sector eléctrico, deben tener efectos generales.

Esto debido a que otorgar una medida cautelar a favor de los quejosos les otorgaría una ventaja competitiva frente a los demás particulares que se encuentran en su misma posición, lo que puede afectar la competencia y el desarrollo del sector, explicó.

Cabe destacar que esta medida ya ha sido adoptada por este juez de Distrito en diversos juicios de amparo en los que se han reclamado regulaciones similares a la legislación cuya suspensión se solicita y se estima adecuada para proteger los derechos a la libre competencia

señaló el juez

La medida paraliza de manera indefinida la reforma impulsada por López Obrador. El 10 de marzo, el Poder Judicial de la Federación recibió los primeros amparos contra esta modificación legal y otorgó suspensiones provisionales contra la iniciativa.

Ante ello,  López Obrador dijo el lunes que envió una carta al presidente de la Suprema Corte de Justicia del país, Arturo Zaldívar, para que investigue el accionar del juez Gómez Fierro.

La nueva ley ha sido desafiada en tribunales por empresas inconformes, lo que ha molestado al mandatario, quien aseveró que, hasta grandes empresas, como el panificador Grupo Bimbo y la minorista Wal-Mart de México se han amparado.

“Vamos a que resuelva la Suprema Corte”, dijo López Obrador en su conferencia matutina de este viernes y añadió que “seguramente” el tema llegará al máximo tribunal.

En caso de que la Suprema Corte declare inconstitucional la reforma eléctrica, el presidente afirmó que buscará realizar una reforma constitucional que devuelva la Carta Magna a los tiempos de López Mateos.

La nueva LIE establece que las centrales de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), incluyendo las que usan combustóleo y carbón, despacharán primero su energía a la red, además de que la empresa no estará obligada a comprarla a través de subastas, que habían beneficiado a generadoras solares y eólicas, muchas de ellas con capital extranjero.

También se podrán revisar viejos contratos con Productores Independientes de Energía (PIE), entre los que se encuentran la española Iberdrola, mientras que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) podrá revisar y revocar permisos de autoabasto, un esquema del que el Gobierno alega se ha abusado en detrimento de la empresa estatal.

Con información de Reuters