Interjet

30 de agosto 2021 | 5:00 am

Interjet tiene que recorrer un camino cuesta arriba para retomar lo perdido en los dos años de inactividad que cargará, cuando reinicie operaciones en 2022.

La reconfiguración que tuvo la participación de mercado de las aerolíneas nacionales en el último año, la respuesta oportuna de la competencia para agregar capacidad a su flota existente, la consolidación y la apertura de nuevas rutas, así como una industria que comienza una recuperación tras la peor crisis de su historia, son algunos de los factores que tendrá que enfrentar la empresa.

Interjet está en una clara desventaja luego de más de un año que no opera de manera regular. En ese tiempo las aerolíneas como Volaris, Viva Aerobus e incluso Aeroméxico realizaron ajustes es sus operaciones que les permitieron expandir su cuota de mercado, tanto nacional como internacional a costa de Interjet

dijo Fernando Gómez, analista del sector aéreo.

La firma tuvo una cuota de mercado en el transporte doméstico de pasajeros de 20% entre enero y julio de 2019; un año después pasó a 14% y para el mismo lapso de este año se desplomó a cero.

En cuanto a vuelos internacionales, la historia se repite. Interjet tenía una participación de 28% en los primeros siete meses de 2019. Para 2020 bajó a 26% y un año después despareció del radar, de acuerdo a datos de la Secretaría de Comunicaciones y Tranportes (SCT).

Competidores se van recuperando de crisis por COVID-19

A pesar de que las líneas aéreas tuvieron un 2021 con secuelas visibles de la pandemia, iniciaron su proceso de recuperación al expandir sus capacidades de transporte.

Volaris dio a conocer que tiene como objetivo incorporar 25 nuevos aviones a su flota en los siguientes 18 meses para incrementar su capacidad y así cerrar el 2022 con 113 equipos.

Aeroméxico también incrementó sus aviones con 24 más, que serán completados en 2022, para llegar a los cerca de 130.

Por su parte, Viva Aerobus dio a conocer que se incorporaría su aeronave número 50, como parte de su estrategia para actualizar su flota y hacerla crecer.

Las empresas aéreas que sobrellevaron de una mejor forma la pandemia, tuvieron los recursos y la visión de mediano plazo para consolidar su presencia con nuevas rutas y frecuencias de vuelo hacia algunos destinos, principalmente nacionales

comentó Brian Rodríguez, analista en Monex.

Añadió que los grandes ganadores de la desaparición de Interjet fueron en orden: Volaris, Viva Aerobus y Aeroméxico. Este último se vio afectado debido a su sensibilidad a los vuelos internacionales, los cuales, serán los que tarden más en recuperarse.

Argoss Partners, la firma contratada por Interjet como su asesora para la reestructura de su deuda, compartió a Bloomberg que la compañía buscará retomar el vuelo en 2022.

El plan contempla reducción de deuda, pago a sus trabajadores, nuevos acuerdos de arrendamientos de aviones y la renovación del equipo directivo. Además compartió que existen al menos 10 inversionistas estadounidenses interesados en inyectar capital a la empresa.