HSBC

7 de abril 2021 | 12:29 pm

En una de las señales más claras del cambio provocado por la pandemia, HSBC dijo que alrededor de 1,200 empleados en Gran Bretaña trabajarán desde casa de manera permanente.

Alrededor del 70% de los 1,800 empleados del centro de llamadas del banco con sede en Inglaterra, Gales y Escocia se han ofrecido como voluntarios para no regresar nunca a la oficina, reveló Unite, uno de los sindicatos laborales más grandes de Gran Bretaña.

Aunque decenas de empresas han consolidado rápidamente el trabajo híbrido y han reducido el espacio de oficina, la decisión de HSBC de basar parte del personal de forma permanente en casa va más allá de la mayoría de los rivales que optan por un enfoque mixto.

Estos cambios, de hecho, podrían generar problemas de bienestar a largo plazo si no se manejan adecuadamente, dijo Unite a Reuters.

Un portavoz de HSBC Reino Unido señaló que se encuentran en conversaciones con los colegas del centro de contacto que atienden a los clientes minoristas de HSBC Reino Unido sobre las formas en que pueden ofrecer flexibilidad en el lugar de trabajo, al tiempo que garantizan que la forma de trabajo satisfaga las necesidades de sus clientes.

Los ajustes

Unite dijo que HSBC ha ofrecido al personal 300 libras (alrededor de 414.75 dólares) por año si trabajan desde el hogar, como pago para cubrir gastos adicionales como facturas más altas de calefacción y electricidad.

Dominic Hook, responsable nacional del sindicato, dijo que los cambios en el contrato para el 70% que opta por el ‘home office’ se están ultimando con los equipos, a la espera de que quienes lo acepten solo acudan a las oficinas del HSBC para recibir formación.

Una cuarta parte del personal rechazó la oferta debido a que querían trabajar en la oficina al menos parte del tiempo, mientras que 5% de los trabajadores prefirió volver a la oficina de forma permanente.

HSBC y otros bancos británicos han comenzado a reducir el espacio de oficinas, en buena medida porque el personal trabaja desde casa

HSBC ya había cerrado un centro de llamadas en Swansea, Gales del Sur, desde la pandemia. Sus dos principales centros de llamadas restantes se encuentran en Leeds, en el norte de Inglaterra, y en Hamilton, Escocia.

Hook dijo que el sindicato apoyó ampliamente el cambio, ya que era voluntario, pero advirtió a otros bancos que no obliguen al personal a quedarse en casa si no lo deseaban, además de que les pide asegurarse de que el personal no se sintiera aislado y recibiera el apoyo adecuado.

“HSBC está a la vanguardia de esto. Si es realmente voluntario y los derechos de las personas están protegidos, está bien”, dijo.

En ese sentido, señaló que después de un año ‘puede que no parezca tan malo’ el trabajo en esas condiciones, pero después de cinco, puede que se perciba diferente.

Con información de Reuters