cierre de franquicias

25 de junio 2020 | 5:00 am

El saldo de locales de franquicias que cerrarán de forma permanente sus puertas puede ser hasta 22,500 unidades en México, a consecuencia de la pandemia por COVID-19, de acuerdo a estimaciones de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) y de la consultora Grupo Alcázar.

En el país existen casi 90,000 puntos de venta que emplean a un millón de personas en los giros que van desde alimentos y bebidas, servicios, cuidado personal, venta al detalle hasta el turismo y alojamiento.

Muchos definitivamente se tendrán que reajustar porque no soportarán el pago de renta, nómina, regalías y se verán obligados a reubicarse. Esperamos que entre el 10% y el 25% no van a poder volver a abrir

dijo Enrique Alcázar, presidente de Grupo Alcázar.

Una encuesta realizada por la AMF con fecha en mayo de este año revela que el 28% de los franquiciantes estaba en riesgo de que el 25% de sus franquicias se perdieran; un 19% consideró que entre un 11 y un 24% de sus unidades cerrara y el 18% estimó entre un 1 y un 5%.

Aunque se han adaptado al implantar nuevos modelos de negocio basados en la tecnología y reinventado a los nuevos gustos del consumidor, gran parte ha sufrido por las bajas ventas y el pago de todos lo que implica una franquicia

comentó Karen Feher, directora comercial de Feher Consulting.

Desde el inicio de las medidas de sana distancia y de restricciones a la movilidad para controlar la propagación de la enfermedad, la AMF advirtió sobre el problema que representaría para todo el sector y buscó prórrogas en pagos de servicios y estímulos para los micro, pequeños y medianos empresarios que componen a la asociación.

En un comunicado distribuido el 3 de abril, Julio Beleki, presidente de la AMF, dijo que se vislumbraba un panorama “desolador” en cuanto a empleos para quienes forman parte de la industria.

“La industria de la franquicia (…) hace su parte ya para la salvaguarda de las empresas que la componen, aguantar, respetar pago de salarios y no hacer despidos unilaterales de colaboradores o personal”, compartió en el comunicado.

No obstante, el presidente Andrés Manuel López Obrador solo ofreció dar créditos a la palabra a micro y pequeñas empresas como parte de un paquete que ayudaría a la economía nacional.

A dos meses del trascendido, la AMF publicó una encuesta donde el 38% de los participantes aseguró de que es muy probable que despedirían a personal, un 33% que lo ve probable y 24% como poco probable tendrá un recorte.

Los ingresos anuales del sector franquicias suman los 4,308 millones de dólares anuales y concentran la mayoría de sus operaciones en la Ciudad de México, Jalisco, Querétaro y Puebla, según datos de la AMF.

Cambios llegaron para quedarse

Gran parte de las franquicias tuvieron que ajustar su operación y adaptarse a la nueva realidad, con una gran parte de sus unidades cerrados. Para esto, hicieron uso de la tecnología que les permitió llevar los productos al consumidor final.

“Los hábitos de consumo ya estaban cambiando desde antes del coronavirus. La adopción de la tecnología e sus negocios es irreversible y cuando se adapta es difícil que se dé marcha atrás”, comentó Alcázar, quien también es vicepresidente de propiedad intelectual y franquicias en la Concanaco-Servytur México.

Añadió que no solo las empresas dedicadas al giro comercial hicieron uso del comercio electrónico; otras, como tintorerías y firmas dedicadas al sector automotriz, innovaron con aplicaciones móviles y reforzaron su brazo digital.

La reapertura se ha alargado más de lo esperado, sobre todo en las plazas comerciales, pero siguen en pie los negocios gracias a las entregas a domicilio, con apps y terceros como Uber Eats o Didi Food

dijo Feher.

Además, los expertos consultados mencionaron que, una vez que terminen las restricciones de movilidad y de distanciamiento social existe la posibilidad que se abran nuevas oportunidades de servicio para las franquicias, con un nuevo nicho de mercado que espera ser atendido, en especial en el de salud.

Muchos ven a la franquicia como un modelo probado de éxito y esperamos que se incremente una vez que pase la contingencia

comentó Alcázar.