26 de octubre 2021 | 2:42 pm

Grupo Posadas y una de sus subsidiarias iniciaron un proceso voluntario de reestructura preacordado bajo el Capítulo 11 de Quiebras de Estados Unidos.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa informó que tras obtener el respaldo de los tenedores inició el proceso ante el Tribunal de Quiebras de Estados Unidos de América del Distrito Sur de Nueva York y que espera que concluya en aproximadamente 60 días.

“El día de hoy damos un último paso para que Grupo Posadas logre una estructura de capital sostenible”, dijo José Carlos Azcárraga, director general de la empresa.

Añadió que la reestructuración integral de la deuda, que fue anunciada hace dos meses como parte de sus esfuerzos por maximizar su flexibilidad financiera y administrar mejor los desafíos relacionados con la pandemia que impactan a la industria hotelera, “nos permitirá salir de la pandemia con una posición financiera más sólida. Para satisfacer las nuevas necesidades de capital y abrir nuevas propiedades conforme se reactiva el sector turístico”.

El plan de reestructura, para el cual la empresa entrará al capítulo 11, consiste en intercambiar las “Senior Notes” existentes por otras que contarán con un aval de gravámenes sobre activos inmobiliarios y otras cuentas por cobrar del grupo hotelero.

La empresa indicó que el resto de sus obligaciones de pago, incluidas las de proveedores por bienes y servicios prestados antes y durante el proceso del Capítulo 11 no formarán parte de la reestructura, por lo que se cubrirán bajo los procedimientos habituales o “de alguna otra manera”.

Grupo Posadas añadió que todos sus hoteles siguen operando normalmente y descartó impactos en su relación con socios comerciales, accionistas y colaboradores. En este sentido, comentó que presentó solicitudes iniciales habituales ante la Corte para respaldar sus operaciones durante el proceso del Capítulo 11, entre ellos garantizar el pago de salarios y prestaciones de sus trabajadores.