30 de julio 2021 | 3:46 pm

La Oficina de Contabilidad del Gobierno de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés) rechazó las protestas presentadas por Blue Origin, de Jeff Bezos, y de la empresa Dynetics, respecto a un contrato que la NASA otorgó a SpaceX, de Elon Musk.

El asesor general de la GAO, Kenneth Patton, afirmó que “la NASA no violó la ley o regulación de adquisiciones cuando decidió otorgar solo una adjudicación (…) la evaluación de las tres propuestas fue razonable y consistente con la ley de adquisiciones, la regulación y los términos del anuncio aplicables”, de acuerdo con CNBC.

El fallo de la dependencia respalda el anuncio sorpresa de la agencia espacial en abril, cuando otorgó a SpaceX un contrato por valor de aproximadamente 2,900 millones de dólares (mdd) para el programa Human Landing System, que tiene por objetivo la construcción de un módulo de aterrizaje en la luna que pueda llevar astronautas de las misiones Artemis de la NASA.

La empresa espacial de Elon Musk competía por el contrato con Blue Origin y Dynetics, por lo que se esperaba que fueran dos contratos, pero la NASA solo adjudicó uno debido a una asignación menor de lo esperado para el programa del Congreso.

Un portavoz de Blue Origin comentó que la compañía todavía cree que “hubo problemas fundamentales con la decisión de la NASA, pero la GAO no pudo abordarlos debido a su jurisdicción limitada”.

Blue Origin agregó que “continuaremos abogando por dos proveedores inmediatos, ya que creemos que es la solución correcta (…) El programa Human Landing System debe tener competencia ahora en lugar de más tarde; esa es la mejor solución para la NASA y la mejor solución para nuestro país”.

Musk, por su parte, reaccionó con un emoji de brazo flexionado en un tuit.

Las protestas 

Poco después del anuncio de la NASA en abril, Blue Origin y Dynetics se inconformaron por la determinación ante la GAO.

El último movimiento de Bezos ocurrió poco después de su vuelo al espacio, cuando escribió en una carta a la NASA en la que ofreció cubrir hasta 2,000 mdd en los costos de la agencia espacial para un contrato de módulo de aterrizaje lunar.

Sin embargo, la misiva abierta  no hacía referencia a lo que sucedería con esa contraoferta si la GAO ratificaba la decisión de la NASA.