Mary Barra, CEO de General Motors

15 de septiembre 2020 | 3:09 pm

General Motors (GM) estudia opciones en el mercado de taxis aéreos, incluso la posibilidad de fabricar lo que se conoce como autos voladores, como parte de sus intentos por crecer en los mercados de transporte, según dos personas con conocimientos del tema.

Mary Barra, presidenta ejecutiva del fabricante de automóviles estadounidense, hizo una breve referencia el lunes pasado al interés de la firma con sede en Detroit en el mercado de taxis aéreos, al decir que la automotriz se ajusta el desarrollo de vehículos eléctricos y su batería eléctrica avanzada Ultium.

“Creemos firmemente en nuestro futuro de vehículos eléctricos y no sólo para los vehículos. La fuerza y flexibilidad de nuestro sistema de baterías Ultium abre las puertas para muchos usos, incluida la movilidad aérea”, dijo la directiva.

Los taxis aéreos son aviones de despegue y aterrizaje vertical que usan motores eléctricos en lugar de motores a reacción. Están diseñados para evitar la necesidad de pistas largas, tienen alas giratorias y, en algunos casos rotores en lugar de hélices.

Es probable que los taxis aéreos eléctricos recorran rutas de bajo nivel en un futuro, lo que aliviaría el tráfico en las calles. Sin embargo, también podrían aumentar la congestión a aérea a medida que se vuelvan más populares.

El portavoz de GM, Stuart Fowle, se negó a dar más detalles. “Es un área que nos entusiasma y nos interesa mucho”.

Las acciones de GM subían cerca de 2% en las operaciones de mediodía en la Bolsa de Nueva York.

Antes, en agosto, la compañía dijo que lanzará vehículos capaces de conectarse a la red 5G en China, a partir de 2022.

La actualización de sus nuevos vehículos actuales proporcionará una conectividad más rápida, mejores comunicaciones con otros vehículos e infraestructura, habilitará tecnologías como vehículos autónomos y sistemas avanzados de asistencia al conductor, de acuerdo con el medio CNBC.