(General Motors)

6 de diciembre 2018 | 8:39 am

La presidenta y CEO de General Motors, Mary Barra, dijo que la automotriz está cerca de lanzar la producción de su modelo Chevrolet Blazer en México y que sería “muy costoso” trasladar el montaje a una planta en Estados Unidos.

GM anunció en junio que construiría la Blazer en México, lo que motivó críticas y presiones de dos legisladores en Ohio para que construya vehículos eléctricos en la planta Lordstown Assembly en su estado, que la compañía ha dicho que pretende cerrar.

Barra afirmó este miércoles que la Blazer comenzará a ser fabricada en los próximos días y que GM planea iniciar la producción de varios vehículos nuevos en Estados Unidos, incluidos dos nuevos modelos de Cadillac que se montarán en Michigan el próximo año.

La ejecutiva prometió mantener una “mente abierta” sobre el futuro de una planta en Ohio que perderá parte de su producción de vehículos, pero advirtió que la automotriz de Detroit tiene un exceso de capacidad y no sugirió que la empresa esté reevaluando su plan de recortar más de 14,000 empleos y cerrar cinco plantas en Norteamérica.

“Quiero asegurarme de que la fuerza laboral sabe que hay limitaciones y que tenemos un exceso de capacidad en el país”, dijo Barra, instando a los empleados en las plantas que serán cerradas que consideren seriamente las ofertas de GM para trabajar en otras zonas del país.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a GM la semana pasada que lo mejor para la compañía era hallar un nuevo vehículo para construir en la planta en Ohio, estado que podría ser clave para sus posibilidades de ganar la reelección en 2020.

Cuando se le preguntó sobre los comentarios de Trump, Barra no respondió directamente, pero dijo que entiende la fuerte reacción en Washington.

“Entiendo que esto es algo que impacta al país y entiendo que hay mucha emotividad y preocupación”, afirmó Barra.