fbpx
General Electric

12 de abril 2019 | 5:24 pm

General Electric (GE) aceptó una multa de 1,500 millones de dólares por su responsabilidad en las hipotecas tóxicas que desataron la crisis financiera de 2008, reveló este viernes el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El grupo estadounidense había anunciado en enero pasado un acuerdo preliminar, pero el departamento dijo que ahora el caso quedó resuelto.

El litigio se generó por préstamos hipotecarios insolventes de la financiera WMC adquirida en 2004 por GE y que fueron otorgados entre 2005 y 2007 por más de 65,000 millones de dólares.

Esas hipotecas, luego convertidas en activos que fueron comprados por bancos de inversión, fueron concedidas sin respetar los criterios financieros, entre ellos el de la solvencia de los deudores, explicó el gobierno estadounidense.

El gobierno ya ha sancionado a numerosos bancos y otros actores financieros por los mismos hechos que están vinculados a la génesis de la crisis financiera de 2008 que empezó en Estados Unidos y tuvo impacto mundial.

En noviembre de 2008, el Departamento del Tesoro clasificó a WMC en el cuarto lugar de la lista de “peores originadores de hipotecas de alto riesgo”, según la forma en que sus préstamos obtuvieron en las áreas metropolitanas con altas tasas de ejecución hipotecaria, como Detroit, Cleveland y Stockton, California.

Con información de AFP