12 de agosto 2020 | 7:41 pm

AstraZeneca y Fundación Carlos Slim firmaron un acuerdo de colaboración para producir entre 150 y 250 millones de vacunas que serán distribuidas a toda Latinoamérica, con excepción de Brasil, que estarán disponibles para el primer semestre de 2021. 

El anuncio lo dio a conocer el presidente de Argentina, Alberto Fernández, en una conferencia de prensa la tarde del miércoles. Esto significa que la producción latinoamericana de la vacuna estará a cargo de México y Argentina, lo que permitirá a la región poder acceder a esta entre seis y 12 meses antes.

“Es un tiempo en el que no hubiéramos accedido si no hubiéramos podido desarrollar este acuerdo”, dijo Fernández en compañía de su gabinete de salud.

La Fundación Carlos Slim jugó un papel relevante en la aportación, de acuerdo con el mandatario argentino, porque permitirá a la región acceder a la vacuna “a precios mucho más que razonables”, que irán de los tres a cuatro dólares por dosis.

El monto de la aportación por parte de la organización del empresario mexicano no fue revelado ni tampoco de las razones por la excepción a Brasil.

Me parece que es una gran noticia que la Fundación Slim haya financiado gran parte de esta producción para que toda Latinoamérica pueda acceder a este producto

Alberto Fernández, presidente de Argentina 

En Argentina, AstraZeneca eligió al laboratorio mAbxience, que será responsable de la producción de la sustancia activa de la vacuna, mientras que México se encargará de envasar la vacuna y de completar el proceso de producción de la misma. Fernández aseguró que toda la producción se distribuirá de forma equitativa, a demanda de los gobiernos latinoamericanos.

Tras el anuncio, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, publicó mediante su cuenta de Twitter que el gobierno de México hablaría al respecto el jueves durante la conferencia matutina  del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sylvia Varela, presidente y directora general de AstraZeneca México expresó su satisfacción por la alianza. “Nos llena de enorme satisfacción ser parte con socios de América Latina donde nuestro único objetivo es proveer un acceso rápido a la potencial vacuna en México y en toda la región de América Latina”.

Fundación Carlos Slim, en un comunicado conjunto con la compañía en el país, especificó que en caso de que se demuestre la eficacia y seguridad de la vacuna, y sea aprobada por las autoridades sanitarias, contribuiría de forma determinante a evitar más pérdidas de vidas, y permitiría el regreso a la normalidad. 

AstraZeneca, de origen anglo-sueco, tiene un acuerdo con la Universidad de Oxford para desarrollar la vacuna, denominada AZD1222, que al día de hoy se mantiene en la fase tres de aprobación.

La vacuna experimental contra el COVID-19 resultó segura y produjo una respuesta inmune en la etapa preliminar de ensayos clínicos con voluntarios sanos, según los resultados publicados el 20 de julio en la revista médica The LancetGeneró “una fuerte respuesta inmunitaria”, aseguró la publicación. 

AstraZeneca ha firmado acuerdos con otras empresas para distribuir la vacuna en otros países, que también luchan por asegurar el acceso una vez que hayan sido aprobadas. En junio, por ejemplo, la farmacéutica eligió a Emergent para que le ayudara a producir 300 millones de dosis prometidas a Estados Unidos.

Aquí puedes monitorear cómo va la carrera por la vacuna contra el coronavirus

La firma del acuerdo da a México y Argentina un lugar privilegiado, de acuerdo a Alberto Fernández, al ser los puntos referenciales para la producción de la vacuna y que de este modo se pueda traer una solución al continente.

“Esperamos que en cuanto antes podamos empezar el proceso productivo”, dijo.