fbpx

11 de septiembre 2019 | 5:00 am

Este 11 de septiembre se cumplen seis meses de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobara de manera unánime la fusión en México entre The Walt Disney Company y 21st Century Fox, bajo la condición de que la ‘compañía del ratón Mickey’ pusiera a la venta la división de Fox Sports.

Lo anterior, a fin de evitar riesgos a la competencia en el mercado de contenido deportivo.

Sin embargo, hasta ahora no hay pistas de quién o quiénes podrían ser los interesados en adquirir esa unidad de negocio en México que, de concretar su venta, enfrentará en el país a rivales como ESPN, Televisa Univisión Deportes Networks (TDUN), Claro Sports y TV Azteca, principalmente.

Si bien tras la resolución se barajaron algunos nombres como posibles compradores, a un mes y 21 días para que se venza el plazo de seis meses designado para vender el negocio de Fox Sports en México, todavía no es público si alguien ha ‘levantado la mano’ por este negocio.

En respuesta a la solicitud realizada por EL CEO sobre plazos de la venta, el IFT reiteró que el 1 de mayo de este año ING Financial Markets LLC fue designado como agente de desincorporación, previa aprobación del IFT, por lo que el plazo concluye hasta el 1 de noviembre próximo.

Sin embargo, cabe mencionar que este periodo de seis meses puede prorrogarse por una sola ocasión hasta por un periodo igual, a solicitud de las partes y sujeto al cumplimiento de criterios específicos, explicó el IFT.

No obstante, el regulador enfatizó en que no puede proporcionarse información sobre compradores interesados en términos de las leyes aplicables, dado que podría distorsionarse el proceso de desincorporación.

 En su momento, el IFT aprobará al o a los posibles compradores del negocio de Fox Sports en México. Esta decisión se hará pública en el momento procesal oportuno

 dijo el regulador a EL CEO.

¿Por qué debe venderse Fox Sports?

En la sesión ordinaria celebrada el 11 de marzo, el Pleno del IFT analizó los efectos que ésta concentración pudiera tener en los mercados de telecomunicaciones y radiodifusión, lo cual podría derivar en riesgos al proceso de competencia y libre concurrencia en dos mercados relevantes.

Por un lado, en los que corresponden a la provisión y licenciamiento de canales restringidos a proveedores del servicio de TV de paga en dos categorías: fáctica –que incluye programas culturales, documentales y realities– y deportes.

El riesgo a la competencia en deportes por la fusión radica en que ESPN (de Disney) y Fox Sports (de Fox), en conjunto, acumulan cerca del 80% de la audiencia de este mercado, lo que podría afectar la oferta o precios de los proveedores de Servicios de Televisión y Audio Restringido (STAR).

Fox Sports cuenta con los derechos garantizados de deportes como NFL, NASCAR y FIFA para los próximos años:

Ni Televisa ni América Móvil

Para Jorge Fernando Negrete Pacheco, presidente de Digital, Policy & Law, la venta no será fácil dado que, al ser Fox Sports un canal regional en América Latina, es preciso que el interesado tenga capacidad económica, presencia regional y que no esté impedida a nivel regulatorio para comprar.

Este perfil descarta a América Móvil, el agente económico preponderante en telecomunicaciones.

A esto se suma la situación de incertidumbre regulatoria de la TV de paga a nivel regional, pues los ajustes en algunos países traerán consigo nuevos agentes con nuevos modelos de negocio, conllevan tiempo para que den certeza una vez implementados.

5G traerá nuevos modelos de operar la TV de paga, y muchos están atentos a lo que ocurra en el sector convergente. No será una espera fácil, ni la solución sencilla

comentó Negrete Pacheco.

En tanto Ramiro Tovar Landa, consultor en Regulación Económica y Política de Competencia, comentó que el potencial comprador no debe pertenecer al mismo grupo de interés económico que Grupo Televisa, el preponderante de radiodifusión, una limitante que no aplica para otros agentes.

La compra de Fox Sports dependerá de qué señales se estén mandando sobre su precio, además de que, dado el antecedente de la venta de las cadenas regionales de Fox Sports en Estados Unidos, el perfil del potencial comprador involucra a grupos enfocados a contenido o radiodifusión, dijo por su parte Jesús Romo, analista de Telconomía.

En esa línea, Romo añadió que también se debe considerar no solo a aquellos que venden programación a plataformas de TV de paga, sino a los mismos radiodifusores, e incluso, a plataformas Over The Top (OTT), aunque ello dependerá del valor asignado a la firma.