20 de diciembre 2018 | 9:11 pm

Los dos principales grupos financieros del fondo de inversión Vision, propiedad de SoftBank, estiman que para 2019, WeWork, la multinacional dedicada a crear espacios de trabajo dinámicos, podría perder 2,000 millones dólares y con ello, la continuidad de inyección económica por parte del banco japonés.

La financiera SoftBank, liderada por el multimillonario Masayoshi Son, planea una inversión de 16,000 millones de dólares en WeWork, lo que le daría una participación mayoritaria y elevaría su inversión total a más de 24,000 millones de dólares.

El proyecto financiero que contempla Masayoshi es considerado como un riesgo para el capital tanto por el Fondo de Inversión Público de Arabia Saudita como por el fondo Mubadala de Abu Dhabi, derivado de las estimaciones en pérdidas que contemplan para el próximo año. Ambos contribuyeron con casi 100,000 millones de dólares al fondo Vision.

Los inversionistas de Arabia Saudita aseguran que WeWork podría perder hasta 2,000 millones en 2019 y prefieren que SoftBank continúe con operaciones financieras en el sector tecnológico.

SoftBank compró por 4,400 millones de dólares la quinta parte de WeWork hace una semana, y se comprometió a continuar un proceso de adquisición indeterminado por otros 4,000 millones de dólares.

Si Masayoshi Son quiere continuar con la transacción acordada, deberá hacerlo sin el apoyo de Vision y considerar fuentes alternativas de financiamiento como su propio flujo de dinero, para lo que tendrían que incrementar la deuda y atraer inversionistas nuevos, sin embargo, actualmente el grupo financiero cuenta con una deuda de 158 billones de dólares.

Desde su fundación en 2010, WeWork ha tenido un crecimiento exponencial y se ha diversificado al ofrecer  desde espacios de oficina hasta edificios del sector escolar, bares y planeación urbana. Actualmente cuenta con 400 puntos en más de 100 ciudades del mundo, sin embargo, sus pérdidas han crecido más que sus ingresos.