9 de agosto 2021 | 12:53 pm

Los grupos farmacéuticos encargados de producir las vacunas aprobadas contra el COVID-19, generaron miles de millones de dólares en ingresos.

Estos son los resultados que han obtenido las principales farmacéuticas privadas:

Pfizer y BioNTech han generado más ingresos que cualquier otro competidor 

Con una suma de 10,800 millones de dólares en el primer semestre de 2021, Pfizer obtuvo más ganancias que cualquier otro competidor, según los resultados financieros publicados por la empresa.

Pfizer y BioNTech, asociadas para desarrollar la vacuna contra el COVID-19, fueron los primeros occidentales que obtuvieron resultados positivos de su vacuna, así como la autorización para comercializarla en la Unión Europea y Estados Unidos, lo que les permitió partir con una enorme ventaja económica. 

Los ingresos que obtuvo Pfizer en el primer semestre de 2021, periodo a partir del cual empezó a facturar la mayor parte de las ventas de las vacunas contra COVID-19, prevén que en el año se alcancen ventas de su vacuna por valor de 33,500 millones de dólares.

Le puede interesar: Pfizer prevé ingresar 33,500 mdd por la venta de vacunas contra COVID-19

Por su parte, BioNTech registró un volumen de negocio de 8,500 millones de dólares en el primer semestre. Al contrario de Pfizer, que trabaja en diferentes tratamientos, la empresa alemana solo comercializa este producto, por lo que las cifras revelan el resultado específico de este tratamiento. 

Para 2021, BioNTech estima que las ventas de la vacuna supondrán 18,700 millones de dólares. 

Moderna bien situada

La empresa emergente estadounidense Moderna desarrolló una vacuna de ARN mensajero como la de Pfizer/BioNTech, entre las primeras aprobadas en Occidente. 

Al igual que BioNTech, Moderna, que solo tiene la vacuna contra COVID-19 en su portafolio de productos en circulación, le dio ingresos por 5,900 millones de dólares. 

Moderna prevé realizar ingresos para todo 2021 de 20,000 millones de dólares gracias a la vacuna.  

AstraZeneca y Johnson & Johnson retrasadas

La anglosueca AstraZeneca y el estadounidense Johnson & Johnson, a través de su filial belga, Janssen, obtuvieron el visto bueno de la Unión Europea, pero más tarde.  

Y, aunque juega un papel importante en la campaña de vacunación en países como India, la vacuna de AstraZeneca aún no es aprobada por Estados Unidos.

Ambos grupos prometieron vender su vacuna sin obtener ganancias durante la pandemia, lo que hace que el precio de comercialización sea más bajo que las de Pfizer/BioNTech y Moderna, y reduce sus ingresos.  

AstraZeneca anunció 1,170 millones de dólares de ingresos por su vacuna durante el primer semestre, mientras que Johnson & Johnson obtuvo 264 millones de dólares por la suya, que fue aprobada más tarde.

Para el conjunto del año, Johnson & Johnson espera un volumen de ventas de 2,500 millones de dólares por su vacuna, en cambio AstraZeneca todavía no da previsiones detalladas. 

Los resultados económicos de las vacunas desarrolladas por instituciones públicas, como la rusa Sputnik V y la vacuna de China, no se conocen.