fbpx

4 de mayo 2019 | 5:00 am

En 2018, al menos 60 de las compañías más grandes de Estados Unidos redujeron a cero sus impuestos federales sobre sus ingresos que sumaron 79,000 millones de dólares (mdd), de acuerdo con un reporte de Instituto de Impuestos y Política Económica (ITEP por sus siglas en inglés) publicado el mes pasado.

En lugar de pagar 16,400 mdd por el impuesto corporativo de 21%, a estas compañías se les otorgó un reembolso fiscal corporativo neto de 4,300 mdd, según la organización civil.

Este informe del ITEP proporciona la primera visión completa de cómo los cambios de impuestos corporativos en virtud de la Ley de Recortes de Impuestos y Trabajos de 2017 afectan la escala de evasión de impuestos corporativos

señala el informe del ITEP.

El beneficio fiscal de las compañías es el resultado de esa ley promulgada por el presidente Donald Trump en 2017, enfocada en disminuir el pago tributario de las grandes corporaciones y a los ciudadanos con ingresos anuales superiores al medio millón de dólares.

A manera de ejemplo por algunos sectores, el instituto indicó que el fabricante de computadoras International Business Machines (IBM) obtuvo 500 mdd en Estados Unidos durante 2018 y a cambio recibió un reembolso del impuesto a la renta federal de 342 mdd.

Amazon reportó 11,000 mdd de ingresos en ese país el año pasado y obtuvo un reembolso del impuesto a la renta federal de 129 mdd.

Netflix no pagó impuestos federales sobre ingresos de 856 mdd y el fabricante de automóviles General Motors reportó una tasa impositiva negativa sobre los 4,300 mdd de 2018.

Cuando la tasa impositiva de una firma es negativa se indica una pérdida neta, lo que implica que la empresa  puede transferir la pérdida impositiva a otros años y compensar los ingresos que de lo contrario serían gravados.

Compañías logran evitar el pago de impuestos de manera legal a través de exenciones fiscales que la ley permite, como una depreciación acelerada que les permite amortizar el costo de sus inversiones, subvenciones fiscales a combustibles fósiles y a la energía alternativa.

Tema de discusión rumbo a las elecciones 

El tema llegó a discusión entre los políticos que buscarán ser candidatos a la presidencia de Estados Unidos. Los senadores demócratas Bernie Sanders y Elizabeth Warren se han pronunciado recientemente conforme avanza el camino a la Casa Blanca.

Amazon, Netflix y docenas de corporaciones, como resultado de la ley de impuestos de Trump, no pagan nada en los impuestos federales

dijo Sanders.

En tanto, Elizabeth Warren propone que las compañías paguen un nuevo impuesto de 7% sobre todos los ingresos que excedan los 100 mdd.

Según la demócrata, con este impuesto se recaudaría 1 billón de dólares en 10 años y se aplicaría a 1,200 compañías.

La también demócrata Amy Klobuchar, quien también busca la candidatura a la presidencia, propone un aumento en los impuestos de 21 a 25% con la finalidad de que los recursos obtenidos sean destinados a infraestructura.