emirates

15 de junio 2021 | 10:12 am

La aerolínea Emirates reportó este martes una pérdida anual de 5,500 millones de dólares, la primera en más de tres décadas, como consecuencia del impacto de la pandemia y las restricciones de viaje en la industria.

“Debido a las restricciones de viaje y vuelos en curso vinculadas con la pandemia, la aerolínea informó de una pérdida de 20,300 millones de dírhams (5,500 millones de dólares), luego de ganancias de 1,100 millones  de dírhams (288 millones de dólares) el año pasado”, dijo la compañía con sede en Dubái en un comunicado.

Se trata de la mayor pérdida anual de Emirates y tan solo la tercera desde 1986 —su primer año de operaciones— y 1988.

La aerolínea, que se vio forzada a suspender sus operaciones de manera temporal el año pasado, vio caer sus ingresos en 66% a 8,400 millones de dólares.

En el año fiscal que terminó en marzo, Emirates transportó 6.6 millones de pasajeros, 88% menos que en el mismo periodo del año anterior.

La pandemia de COVID-19 tiene un terrible costo en vidas humanas, en las comunidades, las economías y en la industria de los viajes y la aviación

dijo el presidente y CEO de la compañía, Sheikh Ahmed bin Said Al Maktum, citado en el comunicado

EU y Reino Unido extienden tregua en aranceles por caso Boeing y Airbus

El responsable agregó que el grupo Emirates fue “golpeado duramente por la caída en la demanda de viajes aéreos internacional por el cierre de fronteras decidido por países y la imposición de estrictas restricciones de viaje”.

Como resultado de los confinamientos y la caída de la demanda de viajes, el gobierno de Dubái ha inyectado 3,100 millones de dólares para rescatar a Emirates, de los cuales la aerolínea recibió 1,100 millones este año y 2,000 millones el año pasado.

Emirates dijo que el gobierno, su único accionista, continuará apoyando a la aerolínea que ha sido pieza clave para transformar a Dubái en un importante centro de turismo internacional durante las últimas tres décadas.

Emirates Group, la matriz de la aerolínea que posee otros activos de aviación y viajes, registró una caída de ingresos de 65.8% a 9,700 millones de dólares y tuvo una pérdida neta de 6,000 millones, la primera de su historia.

Como parte del esfuerzo para reducir los costos operativos, la fuerza laboral total del grupo se redujo en 30.8%, a 75,145 empleados, y la aerolínea disminuyó su personal en casi 20,000 trabajadores, a 40,801, de acuerdo con su reporte anual.

Con información de AFP y Reuters