18 de enero 2019 | 6:25 pm

La empresa china productora de drones de consumo más grande del mundo, SZ DJI descubrió casos severos de corrupción dentro de la compañía y espera pérdidas de hasta 1000 millones de yuans (150 millones de dólares) como resultado.

La firma constructora de naves no tripuladas de uso común comentó que ya investigan los casos, mismos que salieron a la luz durante la rutina de control de calidad 2018.

“DJI condena cualquier forma de corrupción y estableció un grupo de trabajo de alto nivel contra la corrupción para investigar más a fondo y fortalecer las medidas contra la corrupción (…) varios casos de corrupción fueron entregados a las autoridades y algunos empleados fueron despedidos ”, comunicó.

El periódico estatal China Securities Journal citó un informe interno de la compañía sobre corrupción, que mencionaba que se habían investigado más de 40 personas en DJI de propiedad privada.

Varias compañías tecnológicas chinas lanzaron iniciativas recientemente para acabar con la corrupción y, a principios de este mes, el gigante de Pekín, Didi, comentó que había despedido a más de 80 empleados en 2018 por corrupción.

El departamento de recursos humanos de DJI fue citado por el periódico diciendo que empleaba a 12,000 personas a fines de 2018 y que se espera que crezca a 14,000 para fines de año.