23 de diciembre 2020 | 10:07 am

Estados Unidos enfrenta la posibilidad de que el gobierno de Donald Trump cierre a fin de año durante una pandemia devastadora, luego de que el presidente saliente amenazó con no firmar un paquete de 2.3 billones de dólares para financiar su funcionamiento durante un año más.

El paquete, que incluye 892,000 millones de dólares para responder específicamente al coronavirus, fue resultado de meses de negociaciones entre republicanos y demócratas en el Congreso. También financia operaciones gubernamentales hasta septiembre de 2021.

Trump, en un video publicado en las redes sociales el martes por la noche, sorprendió a algunos de sus funcionarios más cercanos al exigir que se revise el proyecto de ley para incluir pagos de 2,000 dólares a cada estadounidense, más del triple de los 600 dólares que el Congreso discutió públicamente durante casi una semana antes de aprobar el proyecto de ley.

Una fuente con conocimiento de la situación dijo que los colaboradores pensaron que la semana pasada habían convencido a Trump de no exigir 2,000 dólares, pero se enteraron de que el republicano no renunció a su demanda cuando publicó el video.

Eso sorprendió incluso a su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien participó en las conversaciones y respaldó la cifra de 600 dólares.

Los fondos federales actuales se agotarán el lunes, a menos que Trump -que tiene previsto viajar a Florida el miércoles- firme el proyecto de ley.

Eso llevaría a que millones de trabajadores federales sean suspendidos de sus funciones y cerraría dependencias del gobierno en momentos en que Estados Unidos busca distribuir dos vacunas contra COVID-19, que ha causado la muerte de más de 323,000 estadounidenses, y enfrenta un enorme ataque informático que, según funcionarios, fue perpetrado por Rusia.

El gobierno de Trump ayudó a elaborar el proyecto de ley y la Casa Blanca dijo el domingo que el presidente lo firmaría.

En el video, Trump exigió que se retire del proyecto de ley los fondos de ayuda al exterior, que se incluyen en todo proyecto de ley anual de gastos federales. También se opuso a otros elementos del proyecto de ley de 5,500 páginas, como la cría de peces y la financiación de los museos Smithsonian.