ventas de pizza

31 de julio 2020 | 5:00 am

La pizza fue la comida preparada por excelencia durante la contingencia sanitaria, beneficiando a aquellas marcas como Domino’s de Alsea o Benedetti’s, las cuales, a diferencia de los demás restaurantes, vieron un crecimiento en sus ventas.

En el caso de Domino’s, las ventas más que se duplicaron este año, comparado con 2019, mientras que para Benedetti’s el incremento fue de 30%.

Ambas empresas se vieron beneficiadas gracias a la flexibilidad en la forma de consumir sus pizzas, con la opción de comerlas en el lugar, para llevar o entregas a domicilio, mientras que a los consumidores se les exhortaba a quedarse en casa por parte de las autoridades sanitarias del país.

Nuestro modelo de negocio de Domino’s en México y España es diferente al de Estados Unidos, pues es más alta la participación del delivery que el de compras directas en sucursales

dijo Alberto Torrado, presidente ejecutivo de Alsea en abril.

Destacó que, debido a su fuerte arraigo y a la buena logística de entrega perfeccionada desde 1989, cuando la familia Torrado adquirió la franquicia de Domino’s Pizza International, se logró este objetivo. Además, añadió que en julio sus ventas para esta marca crecieron más del 100% de forma anual, más que ninguna otra de sus marcas.

Del mismo modo, las ventas de Benedetti’s se vieron beneficiada y planea abrir su unidad número 116 en México el próximo mes de septiembre en la colonia Anzures de la Ciudad de México.

Fue un año difícil, pero hemos aprovechado para reinventarnos en el proceso y con la inauguración de nuestra unidad 116 a manos de un nuevo franquiciatario, estrenaremos la nueva imagen. Hemos visto un incremento de 30% en las ventas, principalmente bajo el canal a domicilio

comentó Mario Alberto Briceño, director de mercadotecnia e imagen en Bnedetti’s Pizza.

Ambas empresas cuentan con su propio servicio de entrega a casa, pero también hacen uso de las apps como UberEats, Didi Food, Sin Delantal y Rappi.

El valor de mercado de los restaurantes de pizza fue de 3,543.7 millones de pesos al cierre de 2019, con un crecimiento de 32.7% en cinco años, de acuerdo a datos de la consultora de mercados Euromonitor International.

El mercado es muy atomizado, con muchas pizzerías locales y familiares, pero Domino’s lo domina con una participación de 6.5%, seguido por Little Caesar’s con 3.3 y Pizza Hut con 2.1%. En un cuarto y quinto lugar está Benedetti’s y Papa John’s, respectivamente.

El grueso de los restaurantes vive otra realidad

El contraste no puede ser mayor con el resto de restaurantes dedicados a cocinar otro tipo de comida.

Desde mediados de marzo y hasta el inicio de julio de este año, las 638,000 unidades económicas contabilizadas por Inegi dedicadas a la preparación de alimentos, estuvieron cerradas con la única opción de trabajar a través de sus formatos para llevar o con ayuda de aplicaciones de entrega de comida.

Esto derivó en caídas de hasta el 100% en los ingresos de algunos restaurantes que ahora se enfrentan a una lenta recuperación. Deberán regirse conforme al color en el semáforo epidemiológico vigente en el estado para determinar el volumen de afluencia de los comensales dentro de los establecimientos, además de higiene estrictas.

Se estima que se perderán el 15% de los empleos que generan los establecimientos de comida y bebida así como el mismo porcentaje de los establecimientos, de acuerdo a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera.

Incluso los restaurantes de “comida rápida” vieron caídas en sus ventas durante los últimos meses.

Arcos Dorados –empresa que controla los restaurantes McDonald’s en México, Latinoamérica y el Caribe– registró una caída en ventas de 33.5% en marzo, comparado con el mismo mes del año anterior, como consecuencia a la pandemia, según el último reporte financiero de la compañía disponible.

En el caso de Burger King, que controla Alsea, sus ventas en la primera quincena de junio cayeron en promedio más de 40%, con respecto al igual periodo de 2019, de acuerdo a lo dicho por Torrado en la llamada con analistas sobre los resultados al segundo trimestre.

Domino’s también crece en Estados Unidos

Las ventas a mismas tiendas –aquellas con un año o más en operación– de Domino’s Pizza en Estados Unidos crecieron 16.1% interanual en el segundo trimestre.

Se vieron afectados positivamente por el comportamiento de los pedidos de los clientes durante la pandemia de COVID-19, continuando el impulso positivo de ventas en el negocio de la compañía en EU

compartió la empresa en su último reporte.

En línea con lo anterior sus ingresos también se expandieron 13.4% y cerraron el trimestre en 118.7 millones de dólares, para su negocio de Estados Unidos.

La compañía de pizzas más grande en el mundo introdujo una nueva opción de entrega en el automóvil, sin que el usuario tenga contacto con el comensal y éste puede elegir dónde recibir su pedido, en el asiento de pasajero, en el trasero o en la cajuela de su automóvil.