crecimiento energías limpias

26 de septiembre 2019 | 5:00 am

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo recientemente que el gobierno realizaría una cuarta subasta eléctrica, aunque explicó que situaciones como el desbalance energético provocarán que esta se realice bajo condiciones distintas a las anteriores.

La CFE tiene que parar máquinas y equipos de generación para darle entrada (a la red de transmisión) a los privados que generan energía limpia y más económica, lo que es una desventaja para la empresa del Estado, que es la que nos garantiza el servicio en este país

Rocío Nahle, Secretaria de Energía

Nahle resaltó que, aunque las tres subastas anteriores fueron realizadas por la administración de Peña Nieto, tienen el respaldo del actual gobierno, por lo que se cumplirán los compromisos pendientes.

Además, aclaró que la suspensión de la cuarta subasta se debió a la saturación de la línea de transmisión, que por ley depende de CFE para ser reforzada, y que este aumento de la capacidad no depende de una subasta, sino del aumento de la demanda nacional, por lo que deberá ser realizado.

Nahle explicó que la cuarta subasta se realizará lo más pronto posible y dependerá de la transmisión, por lo que la posibilidad de que se realice “una subasta de 200
MW en Aguascalientes, es decir, en donde se necesita”.

Pareciera que todo lo que dijo la Secretaria fue repetir el discurso de Bartlett que le han repetido al Presidente hasta el cansancio: las subastas fueron malas porque afectan a CFE, lo cual no es cierto; CFE no tiene que garantizar la línea y se estaba beneficiando con los costos más bajos

Paul Sánchez, Director, Ombudsman Energía México

Las redes de transmisión y distribución están regidas por un Principio de Acceso Abierto no Indebidamente Discriminatorio, en el que Cenace le explica a privados qué es lo que requieren para conectarse a la red y el propio privado puede financiar su línea de distribución y cederla a CFE. El uso del argumento de la transmisión podría modificar esto.

Para Sánchez, si el argumento es que los bajos costos de las energías intermitentes tienen efectos en la red que no estaban contemplados, esto debería corregirse mediante regulación. “La CRE debería emitir los elementos a considerarse en el precio local de una empresa intermitente para permitir la conexión”.

El modelo propuesto por Nahle no necesariamente disminuirá el número de interesados en las subastas consecuentes, pero las limitantes de las que se han hablado sí podrían aumentar los precios por Megawatt que se ofrecerán al Gobierno Mexicano.

Si partimos de que no tenemos muchos detalles como la capacidad a generar y los nodos que se van a abastecer, la verdad es que no podemos tener una evaluación de qué tan buena o mala va a ser una nueva subasta en los términos que están planteando

Alejandra López, analista energética, FTI Consulting

Nahle explicó también que Sener está pujando para que los 4,500 millones que se ahorraron en la renegociación de los contratos de los gasoductos sean utilizados en infraestructura. Sin embargo, debido a la estructura de los contratos estos ahorros podrían no ocurrir este sexenio, lo que podría imposibilitar a esta administración para realizar otra subasta.