fbpx

13 de junio 2019 | 5:00 am

Por: Andrea Villar y Ángel Alcántara

El sueño se esfumó rápido para Cornershop. La adquisición que significaría un hito para el ecosistema emprendedor mexicano está a punto de cancelarse tras el fallo de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que prohibió a Walmart quedarse con la startup latinoamericana. 

Ahora, una industria que tenía grandes planes para el futuro, da pasos de incertidumbre.

Hace poco más de un año, cuando la cadena de autoservicios informó que la transacción para adquirir la app de entrega ‘del súper’ ascendería a los 225 millones de dólares, la comunidad de emprendedores estaba eufórica.

Toda startup busca que una empresa trasnacional ponga sus ojos y su cartera en ella para comprarla, después de haber sido capitalizada por fondos de venture capital. Para la tecnológica de origen chileno, la historia se cumplió al pie de la letra.

La transacción sería la salida más grande en términos de monto de la compra de una empresa fondeada por capital de riesgo, tanto en México como en Chile.

Sin embargo, la semana pasada la Cofece anunció que se opuso a la compra por tres motivos. El primero, porque Cornershop podría restringir su servicios a otras retailers; el segundo, que Walmart, la principal cadena de autoservicio en el país, podría desistir de usar otras aplicaciones de entrega; y tercero, porque tendría acceso a los datos de los clientes de otras tiendas al usar Cornershop.

Es un caso muy particular. El criterio de la Cofece en relación a Walmart no lo podemos generalizar a ninguna otra operación. Entonces yo no creo que nadie se preocupe en hacer una inversión a partir de este resultado, porque es un caso muy atípico y la empresa va muy bien y eso es muy bueno

considera Fernando Lelo de Larrea, socio fundador de ALLVP

ALLVP estuvo detrás de las dos primeras rondas de inversión en Cornershop en 2015, seguida de dos más en los años subsecuentes.

Ahora, el sector emprendedor nacional está desconfiado ante el futuro de próximas inversiones de fondos y de próximas fusiones o adquisiciones.

“La adquisición de una empresa pequeña por parte de un gigante siempre es un motivo de orgullo y alienta a que el ecosistema siga creciendo y se expanda más. La resolución ocasiona desconfianza por parte de los inversionistas nacionales y extranjeros”, comentó Juana Ramírez, quien forma parte del consejo directivo de la Asociación de Emprendedores de México (Asem).

Pero para Lelo de Larrea, el ecosistema emprendedor siempre es un sube y baja de emociones.

“Esta vez fue muy pública, pero todos los días tienes cosas muy buenas y cosas muy malas y quizá el resultado de la Cofece no es muy alentador, pero si me pasa sobre una empresa que va fantásticamente bien, creo que puede venir algo mejor todavía”.

En el país existen cerca de 110 fondos de capital privado, capital emprendedor y de inversiones alternativas, agrupados en la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), que al igual que ALLVP han ayudado a impulsar el desarrollo de diversas startups.

El año pasado, los miembros de la asociación realizaron 96 operaciones de inyección de capital, que en conjunto sumaron 87 millones de dólares.

La consecuencia que pueda tener la decisión de la Cofece en el número de operaciones que se hagan en el país aún no es claro.

“El impacto que tenga en el ecosistema no lo veremos en el segundo semestre de este año, puede que tenga repercusiones hasta el siguiente año”, dijo la directiva de la Asem.

¿Amenaza para los demás autoservicios?

La Cofece analizó los datos y reportes presentados por las dos empresas involucradas en la transacción, además de la información de las competidoras de Walmart y Cornershop. Ante esto, el órgano decidió negar la compra.

Si Walmart comprara Cornershop podrían adquirir suficiente poder en el mercado para desplazar a sus competidores que hacen uso de estas plataformas, porque podrían hacer uso de la información que posee de las otras minoristas

comentó Alejandra Palacios, comisionada presidente de la Cofece en entrevista para El Financiero Bloomberg.

Debido al peso que tiene Walmart en el mercado nacional, su preponderancia pondría en peligro a sus rivales.

Walmart representaba cinco de cada 10 pesos que generan todas las tiendas de autoservicios en el país, como Chedraui, Soriana y La Comer al cierre del 2018, de acuerdo con los últimos datos reportados por la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD) antes de su salida del organismo.

Analistas ya habían alertado de las implicaciones que tendría este movimiento de llevarse a cabo para el mercado minorista nacional.

La app podría tomar ventaja de la información personal de sus clientes, como nombre, domicilio y patrones de consumo que obtuvo de las diferentes cadenas y empresas que utilizaba la plataforma para levantar pedidos de mercancías y hacer entregas a domicilio antes del anuncio de su adquisición.

“Para los grandes competidores de Walmex, haría más sentido salir de Cornershop y desarrollar su propio canal de ventas online, así como su distribución propia o con terceros para evitar el uso de la plataforma”, dijo Carlos Hermosillo, director de análisis fundamental en Actinver, en una entrevista previa.

Cornershop aún mantiene como clientes a Chedraui Selecto, Costco, PetCo (de Grupo Gigante) y las marcas de Walmex, como Superama, según su página de internet.

Walmart aún tiene margen para maniobrar

Ante la negativa de la Cofece, Walmex aún tiene una última carta para jugar: apelar la decisión ante la Suprema Corte de Justicia.

“Del lado de la Cofece no se puede hacer nada, pero Walmart aún puede ir al poder judicial, ante los tribunales especializados en competencia, ampararse y pedir que se revise la legalidad de la actuación de la Comisión”, comentó Palacios.

De ganar el juicio, Walmart concretaría la compra de Cornershop.

En septiembre de 2018, la minorista anunció la adquisición de la startup, con el objetivo de integrar a la plataforma a su sistema omnicanal y reforzar su negocio por internet.

“Para construir una posición competitiva en el e-commerce, Walmart ha tenido que buscar habilidades y capacidades en otras compañías como Cornershop. Esta plataforma le da a la empresa una nueva opción, que se ordene desde cualquier lugar y llevar el producto rápidamente, lo que puede hacer una opción conveniente y popular para los compradores en México”, dijo Amanda Bourlier, consultora en Euromonitor International.

Por su parte, Guilherme Loureiro, CEO de Walmex, comentó en conferencia con analistas el año pasado, que con esta compra les permitiría dar un paso más en sus esfuerzos de entregas on demand al añadir nuevas capacidades que ampliarían su infraestructura existente para llevar más rápidos sus productos a los usuarios.

¿Qué pasará con la competencia?

Las otras cadenas de autoservicios pueden estar ahora más tranquilas de que el principal jugador del sector no tendrá a su disposición los datos de sus usuarios. Aún así dirigen sus esfuerzos para impulsar su negocio de ventas en línea.  

“El mercado está dado para que las tiendas de autoservicios se concentren en desarrollar sus plataformas de e-commerce, mientras hacen uso del servicio de terceros para completar sus objetivos”, dijo Marisol Huerta, analista de Banco Ve por Más.

Por ejemplo, La Comer se asoció con la plataforma Rappi para que pueda distribuir de forma exclusiva los más de 50,000 productos que se encuentran en sus tiendas City Market, Fresko y Sumesa.

Además de esta asociación, La Comer centra sus esfuerzos para el desarrollo de una plataforma propia de nombre La Comer a Tu Casa.

En tanto, Soriana tiene dos líneas de acción. La primera es Soriana.com, sitio que se especializa en la venta de artículos como línea blanca, electrodomésticos, entre otros.

El segundo es Súper en Tu Casa, el cual se enfoca en productos perecederos y otros enseres de uso cotidiano. Al igual que La Comer, Soriana echa mano de Rappi para complementar sus servicios de entrega en casa.

La entrega de super a domicilio es un mercado jugoso donde participan plataformas como Mercadoni, Buy Me a Pie! y Pedidos Ya, que sin duda se encuentran en la mira de alguna transnacional para ser adquirida.