fbpx

13 de junio 2019 | 5:00 am

Ni los taxis aéreos, ni las pruebas piloto de entrega de comida por medio de drones en alianza con McDonald’s ayudan a que Uber ‘levante el vuelo’ de sus acciones en la bolsa de Nueva York.

El anuncio del Uber Copter, servicio de vuelo en helicóptero entre Manhattan y el aeropuerto internacional John F. Kennedy de Nueva York, no fue suficiente para un repunte considerable en el valor de las acciones de la compañía que dirige Dara Khosrowshahi.

Por el contrario, perdieron valor.

En el marco del Uber Elevate 2019, los títulos cayeron 4% a 42. 32 dólares por papel el 12 de junio, desde los 44.17 dólares que traía desde el 7 de junio. Ahora, Uber tiene 3,170.7 millones de dólares menos de capitalización de mercado.

¿Y por qué no levanta el vuelo?

Juan Carlos Minero, jefe de inversiones en Black WallStreet Capital, plantea a EL CEO que no se trata un tema de resultados favorables, sino de dejar que desempeñe las soluciones anunciadas, lo cual presiona los costos de la empresa.

El problema con las valuaciones de Lyft y Uber es que están muy presionadas en un entorno donde los inversionistas siguen previendo que el endeudamiento les puede salir mucho más caro hacia adelante. Por eso el desempaño es negativo

 Juan Carlos Minero

En general, el mercado por ahora es bajista. Minero considera que las noticias que no sean suficientemente positivas, muy difícilmente van a lograr capitalizar o materializar una buena idea de inversión.

Desde su salida a bolsa, Uber no ha tenido un desempeño favorable. Incluso la valuación de la compañía fue un tercio menor de los hasta 120,000 millones de dólares que los banqueros de inversión proyectaban el año pasado.

“No había una perspectiva positiva. Si bien tuvo un desempeño peor, se recuperó muy poco y volvió a emprender un ajuste. La realidad es que le va a tomar tanto costo y tiempo materializar esto que  en el corto plazo no es un justificante para que la acción suba”, dice el analista.

Lo de Uber, un refrito de Asia

En el segmento de plataformas que brindan el servicio de transporte existe cada vez mayor competencia. Existen otras compañías ya habían anunciado antes el servicio de taxi aéreo.

En 2018, Voom, startup que ofrece servicios de vuelos en la Zona Metropolitana de Ciudad de México, ya conecta a pasajeros con operadores de helicópteros certificados por la Dirección General de Aeronáutica Civil mediante una app móvil.

Una división de Airbus Group, con base en Silicon Valley, conecta a pasajeros con operadores de helicópteros.

Minero comenta que Uber no lanzó algo novedoso. Así que, de acuerdo con el especialista, la empresa tendría que cotizar a un múltiplo mayor, pero como no lo puede mantener, caerá. 

Sigue siendo pesimista la previsión acerca de  este tipo de empresas, específicamente de Uber por los créditos que tiene y porque es un segmento de mayor competencia en donde para apoderarte del mercado, el costo es significativamente mayor. A pesar de que tienen un diferenciador  interesante, desafortunadamente no se va a materializar en el ultra corto plazo

 Juan Carlos Minero, jefe de inversiones de Black Wallstreet Capital