Corona

1 de julio 2020 | 4:40 pm

La empresa estadounidense que controla las marcas de cerveza Corona, Modelo, Pacífico y Victoria en Estados Unidos informó que está analizando las opciones en conjunto con el gobierno mexicano para el futuro de su planta que su ubicaría en Mexicali, Baja California, y que las autoridades nacionales cancelaron.

Seguimos en discusión con el gobierno mexicano para saber cuáles (…) y planes. Habrá muchas oportunidades, llevamos más de 30 años trabajando con el gobierno mexicano tanto local como federal

dijo Bill Newlands, CEO de Constellation Brands en su última llamada con inversionistas. 

El complejo tuvo una inversión de 900 millones de dólares -de los 1,400 millones programados- y se quedó a un avance cercano del 70%, de acuerdo a los últimos datos proporcionados por la compañía a finales de febrero de este año.

El 21 y el 22 de marzo se llevó a cabo una consulta pública promovida por el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador para decidir si continuaba la edificación de la planta o se suspendía. El resultado fue la cancelación del proyecto.

Organizaciones civiles de Baja California se opusieron al levantamiento de la obra con el argumento que aumentaría el estrés hídrico de esa zona desértica del país.

Ante la situación, la cervecera norteamericana informó que el complejo solo utilizaría 1.75 millones de metros cúbicos anuales de agua, para una producción de 5 millones de hectolitros de cerveza al año. Además de mostrar estudios y un programa del cuidado del líquido una vez que se pusiera en funcionamiento la planta.

Una vez que trascendió la negativa de su puesta en marcha, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) calificó la decisión de “arbitraria, autoritaria y unilateral”.

Es una pésima señal hacia la sociedad y el mundo de que las reglas democráticas no se respetan en México. El gobierno federal está empeñado en destruir la posibilidad de generar confianza a los inversionistas nacionales y extranjeros,

detalló el CCE en un comunicado del 24 de marzo.

La cúpula empresarial añadió que esa postura ponía en peligro el Tratado entre México, Estados Unidos y Canada (T-MEC) y que la consulta ciudadana no tuvo ningún sustento jurídico, pues el porcentaje de participación fue menor al 5% de los ciudadanos de Baja California.

También lee: T-MEC ¿Cómo llegan México, Estados Unidos y Canadá a la entrada en vigor del tratado?

¿Nueva ubicación?

López Obrador ha señalado en diversas ocasiones que el lugar óptimo para su construcción es el sureste del país, pues es una zona donde abunda agua y es la menos desarrollada del país.

¿Cómo, lo digo con toda franqueza, poner plantas para producir cerveza en el norte, cerveza para exportar? Claro que somos partidarios del libre mercado, pero tiene que haber planeación para el desarrollo. Por el bien de todos tenemos que cuidar nuestro medio ambiente,

comentó AMLO en la clausura de la XXVI Asamblea General Ordinaria del Consejo Nacional Agropecuario en febrero.

Ambas partes están en comunicación y se reunieron en Palacio Nacional a inicios de abril. 

“Me quedé muy satisfecho por la actitud de los directivos de esta empresa cervecera. Fueron muy respetuoso, nada de prepotencia, y entendiendo el por qué de esta decisión y buscando opciones en plan propositivo”, dijo el presidente en esa ocasión

En tanto la compañía compartió más tarde que buscan en conjunto un acuerdo que beneficie a ambas partes.

“Reiteramos nuestro compromiso con las autoridades de las que formamos parte, con nuestros colaboradores y con los cientos de proveedores locales que forman parte de nuestras cadenas de valor en el país”, subrayó AMLO.