CEO consejo de administración

3 de noviembre 2019 | 5:00 am

¿Qué hay después de asumir la dirección ejecutiva en una empresa? Aunque no hay una respuesta definitiva a esta pregunta, ocupar un puesto en el Consejo de Administración en una o varias empresas se está convirtiendo en una alternativa cada vez más popular entre los CEO.

Las miras profesionales para quienes ocupan los cargos operativos más altos de una empresa se están ampliando en la medida en la que se extiende la figura del Consejo de Administración entre empresas de todos los tamaños, dice Jaime Martínez Bowness, director de EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey.

“El fenómeno de un Consejo de clase mundial, que integre visiones plurales, es muy nuevo; entonces no es muy común que los CEO se vuelvan consejeros profesionales independientes pero las empresas buscan cada vez más tenerlos”, dice.

El Consejo de Administración es el máximo instrumento de gobierno de una corporación, donde se toman las decisiones que afectan a todas las áreas de la empresa y marca las directrices del funcionamiento del equipo ejecutivo.

Aunque el número no es fijo, lo común es que esté integrado por entre seis y 12 integrantes con una visión global de los aspectos de la empresa.

Entre las características que deben tener estos cuerpos de gobierno para ser exitosos destaca la pluralidad de opiniones, la asertividad y entendimiento del funcionamiento de todas las áreas de una empresa y de la competencia.

Un buen consejero debe ser como un médico: necesita preocuparse por la empresa, pero al mismo tiempo debe operar con total imparcialidad

, dice Martínez.  

Por ello, recomienda a los CEO profesionalizarse y actualizarse antes de buscar ser consejeros.

Mujeres consejeras, una prioridad de las empresas

En México, solo uno de cada cuatro puestos directivos y siete de cada 100 asientos en Consejos de Administración son ocupados por mujeres, de acuerdo con datos de EGADE.

Si bien la ausencia de tomadoras de decisiones es un problema multifactorial, que se tiene que atender desde múltiples aristas, las empresas cada vez buscan más mujeres para ser consejeras de empresas.

Las agencias de detección de talento buscan a candidatas que tengan experiencia directiva probada y aporten en la construcción de estrategias de largo plazo para la empresa, dice Martínez Bowness.

En general para este tipo de puestos, solo hace falta que las mujeres se la crean: que vean que sí se puede y formen redes: que se empoderen

, considera.

En este sentido, considera que programas como Women for Boards, especializado en capacitar a mujeres y vincularlas con Consejos de Administración pueden beneficiar a quienes quieran potenciar sus habilidades y reforzar su red de contactos.

¿Juez y parte?

Aunque es común ver que los CEO de varias empresas de alto perfil a nivel mundial tienen un asiento en su consejo de administración, esta práctica no es muy recomendable.

En 2017, 51% de las empresas del S&P 500 tenían separados los roles de CEO y presidente del Consejo, según el Spencer Stuart Board Index, el mayor nivel registrado.

Entre las funciones del consejo de administración está la evaluación del desempeño de los directores de la empresa. Tener a la misma persona en ambos puestos, que deben servir como contrapeso, puede ocasionar problemas.

“Esta duplicación puede dar pie a evaluaciones no realistas que impidan al Consejo conocer el contexto completo de la realidad de la organización. Esto puede interpretarse en una falta aún más grave, al brindar información errónea y/o incompleta al Consejo”, considera Deloitte en el texto Doble rol: presidente de Consejo y director general.

Por lo anterior, Martínez recomienda apostar por la profesionalización de estos roles y generar más espacios para consejeros independientes, con opiniones diversas que puedan nutrir a la compañía.

“En tiempos de cada vez mayor competitividad, no te puedes dar el lujo de no tener un buen consejo. Es tu cuarto de guerra y necesitas gente capaz y competitiva que pueda hacer el trabajo bien”, dice.