Citigroup se deslista de la BMV

15 de septiembre 2020 | 11:17 am

En un esfuerzo por reducir los costos operativos, Citigroup dijo que reanudará sus planes para recortar empleos esta semana, con lo que se suma a otros grandes bancos que han empleado la misma medida.

Luego de la irrupción de la pandemia de COVID-19 en la economía, Citigroup suspendió su programa de recortes para no afectar a sus colaboradores a través de la pérdida de sus ingresos.

Los recortes afectarán a menos de 1% de su fuerza laboral mundial, pues la compañía ha contratado a 26,000 personas en 2020, detalló en un comunicado.

Citigroup no especificó los puestos de trabajo que se verán afectados con el recorte. El banco contaba con 204,000 empleados a escala mundial, según su último reporte trimestral.

La decisión de eliminar incluso un solo puesto entre nuestros compañeros es muy difícil, especialmente en estos tiempos de crisis. Haremos todo lo posible para apoyar a cada persona, incluida la posibilidad de solicitar puestos vacantes en otras partes de la empresa y ofrecer paquetes de indemnización

Citigroup

Al igual que Citigroup, Wells Fargo, otros de los grandes bancos de Wall Street, reanudó un programa de recortes de personal. En tanto, Morgan Stanley extendió la suspensión de despidos por el resto de 2020.

Los recortes ayudarán a compensar inversiones en los controles operativos, de acuerdo con fuentes citadas por el Financial Times. Las autoridades reguladoras y la Reserva Federal preparan sanciones para Citi debido a las continuas deficiencias en su infraestructura y funciones de control.

En lo que va del año, Citi ha invertido 1,000 millones de dólares para mejorar su infraestructura y funciones de control, a pesar de una profunda caída de sus ingresos y ganancias.

Nunca comentamos acerca de nuestras conversaciones con los reguladores, pero estamos plenamente comprometidos a mejorar el entorno de riesgo y control

señaló Citigroup

En el segundo trimestre de 2020, las ganancias de Citi se desplomaron 73%

Muchas empresas se están centrando en la reducción de costos a medida que la pandemia se prolonga, lo que representa un riesgo de mayores costos crediticios para los prestamistas.

El CFO de Citi, Mark Mason, estima que los ingresos totales de Citi caigan en el tercer trimestre y que el banco se vea forzado a incrementar sus reservas para cubrir posibles impagos, a medida que se eleva el índice de morosidad.

Entre los nuevos planes de Citi está un cambio de CEO: Jane Fraser se convertirá en la primera mujer en liderar un banco estadounidense

Con información de Bloomberg