fbpx
Chevron, Anadarko

12 de abril 2019 | 9:11 am

Chevron adquirió a Anadarko Petroleum por 33,000 millones de dólares, lo que refuerza su posición en la producción de esquisto y gas natural licuado con la mayor fusión de la industria desde que Royal Dutch Shell compró BG Group en 2016.

Con el alza de los precios del petróleo este año, Chevron y su mayor rival, Exxon Mobil, han estado duplicando las inversiones en la Cuenca Pérmica de Estados Unidos, ubicada entre Texas y Nuevo México y uno de los principales centros de la exploración de esquisto.

Chevron explicó que el acuerdo para comprar Anadarko, uno de los mayores productores independientes que quedan en Estados Unidos, le daría a la compañía un corredor de 120 kilómetros de ancho a través de la cuenca del Delaware, así como el proyecto de Mozambique LNG, parte de uno de los mayores planes actuales de inversión de la industria.

Las acciones en Chevron descendían 5.15% a las 9:10 de la mañana (horario de la Ciudad de México), ya que los inversionistas ponderaban el costo del acuerdo, que incluye asumir 15,000 millones de dólares en deuda de Anadarko.

Las acciones en Anadarko subían 33%, reflejando la prima del 39% ofrecida por Chevron frente al precio de cierre del mercado del jueves. La oferta de 65 dólares por acción se estructuró en 75% de acciones y 25% en efectivo.

Los productores en la Cuenca Pérmica bombean alrededor de 4 millones de barriles por día (bpd) e IHS Markit espera que alcance los 5.4 millones de bpd en 2023, más que la producción total de cualquier país de la OPEP que no sea Arabia Saudita.

Con información de Reuters y AFP