fbpx
CELs

2 de diciembre 2019 | 5:00 am

La Comisión Federal de Electricidad podría terminar el año sin suficientes Certificados de Energías Limpias para cumplir con sus obligaciones, en caso de mantenerse la suspensión a las modificaciones al reglamento promovidas por la Secretaría de Energía.

Sería el tercer año consecutivo que esto ocurre, pero no se han emitido multas debido a fallas propias del regulador.

Nosotros creemos que la única herramienta que te daba certeza para que CFE Suministro Básico cumpliera con las metas de ley eran las subastas, porque en estas se adquirían potencia, energía y CELs. Sin subastas no hay forma de que puedan cumplir con las metas manteniendo las reglas originales

Víctor Ramírez, analista del sector energético

Una de las razones más importantes para esta falta de cumplimiento es que la propia Comisión Reguladora de Energía no ha asignado certificados suficientes para cubrir las necesidades de CFE.

De acuerdo con Paul Sánchez, director de Ombudsman Energía México, en 2017 sólo existían CELs suficientes para satisfacer el 66% de los certificados que necesitaba la empresa productiva.

Esta circunstancia ha llevado a que los requisitos de certificados se “flexibilicen”.

Es decir, que se acepte que CFE cumpla sólo una parte de sus compromisos, bajo el entendido de que el porcentaje faltante será retribuido en años posteriores. El problema, explica Ramírez, es que no se han publicado las reglas de esta flexibilización en el Diario Oficial de la Federación.

En 2017 y 2018, la CFE estaba imposibilitada para comprar los CELs suficientes y, según los analistas consultados, 2019 cerrará con la cantidad justa de certificados para cumplir el 5.8% al que la empresa está obligada este año.

El problema es que para 2020 la meta es del 7%, cifra que será difícil alcanzar sin el uso de subastas.

Además, la CRE debería estar preparada para emitir una cantidad superior a este 7%, tomando en cuenta que se debe cubrir la diferencia de los dos años anteriores. En este respecto, las metas anuales de CELs son móviles, pero nunca hacia abajo, por lo que los entes reguladores no podrían hacer cambios que les faciliten el cumplimiento.

Si los juzgados permiten que se realicen los cambios sugeridos por la Secretaría de Energía, la CFE podría hacerse acreedora a certificados hasta por el 24% de su producción total.

Esto significa que la empresa podría flexibilizar los faltantes de años anteriores y cumplir con sus propias obligaciones en años venideros, todo esto sin adquirir CELs externos, pero también sin realizar ninguna acción en pro de un beneficio ambiental.

Múltiples actores del sector están en contra de estos cambios por estas mismas razones. Ramírez cree que si Sener aumentara los requisitos de CELs, el propio mercado demandaría una mayor cantidad a través de subastas.

Sin embargo, la CRE es la encargada de emitir certificados y castigar a los entes que no cumplan, por lo que un avance en el mercado dependería de que la Comisión no deje pasar situaciones como la de CFE en 2017 y 2018. “Si en los primeros años no se cumplen los requisitos, entonces estos tienen que cambiar de lineal a exponencial para cumplir con lo rezagado”, dijo Ramírez.

Los cambios a las reglas propuestos por Sener se encuentran congelados desde el 25 de noviembre, como resultado de uno de los más de 20 amparos solicitados por las compañías afectadas.