cemex

22 de octubre 2020 | 7:10 pm

Cemex dio a conocer que, en su reporte financiero del tercer trimestre, espera reconocer un cargo no monetario por deterioro de aproximadamente 1,500 millones de dólares.

La cementera explicó en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores este jueves, que la razón es la falta de visibilidad y alta incertidumbre derivada de la pandemia y los impactos económicos negativos que genera, sumada a la consolidación de indicadores de deterioro en ciertos países.

“(El cargo) se compone de aproximadamente 1,020 millones de dólares de deterioro del crédito mercantil relacionado con el negocio de Cemex en los Estados Unidos de América,  así como aproximadamente 480 millones de dólares de deterioro proveniente de activos ociosos en varios países, principalmente en activos del sector cemento en los Estados Unidos de América, así como en Europa, Centro y Sudamérica y el Caribe, entre otros ajustes no materiales en el negocio de concreto premezclado y agregados de Cemex”, detalló la empresa.

En el caso del deterioro del crédito mercantil en EU, surge del exceso del valor neto en libros del negocio de Cemex en ese país respecto a las proyecciones de flujos de efectivo descontados al 30 de septiembre de 2020.

Mientras que el cargo referente a activos ociosos está relacionado con varios activos que han permanecido cerrados por un periodo prolongado y/o que permancerán así en el futuro previsible, explicó la empresa, además de la capacidad de Cemex para cambiar la producción a plantas más eficientes que le permitan satisfacer la demanda de sus productos.

Según la información difundida, los cargos no afectarán la liquidez, el flujo de operación ni los impuestos que pagará, pero sí disminuirán los activos totales, la utilidad neta y el capital contable del tercer trimestre.

El cargo por deterioro de activos ociosos se relaciona con varios activos que han permanecido cerrados por períodos prolongados de tiempo y/o que permanecerán cerrados en el futuro previsible, ya que no hay planes actuales para reiniciar estas operaciones y debido a l

A mediados de octubre, Cemex anunció que cerró un proceso de enmienda de un contrato de financiamiento de 2017 por unos 2,100 millones de dólares.

Como parte del proceso, la firma extendió unos 1,100 millones de dólares de compromisos bajo préstamos a plazo por tres años, de 2022 a 2025, y una cantidad similar de compromisos bajo la línea de crédito revolvente desde 2022 a 2023.

“Esta transacción mejora el perfil de deuda de Cemex, lo que resulta en que no tenga vencimientos de deuda relevantes hasta julio de 2023″, dijo la firma en esa ocasión.

Además, Cemex redenominó unos 313 millones de dólares de participación de dólares estadounidenses a pesos mexicanos bajo préstamos a plazo que forman parte del contrato de crédito.

Con información de Reuters