fbpx

11 de septiembre 2019 | 12:13 pm

De manera sorpresiva, la Bolsa de Hong Kong (HKEX) lanzó una oferta este miércoles por 37,000 millones de dólares (32,000 millones de libras esterlinas) para comprar a la Bolsa de Londres (LSE).

El operador de la Bolsa de Hong Kong valora las acciones de la londinense en 103.11 dólares (83.61 libras esterlinas), la cual está diseñada para “reunir a los centros financieros más grandes y más importantes de Asia y Europa”, dijo en un comunicado citado por el Financial Times.

Esta propuesta se da en medio de tensiones políticas para ambos mercados debido a las manifestaciones en Hong Kong, y las tensiones por el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

La combinación ayudaría a ambos mercados a competir mejor con rivales como ICE (Intercontinental Exchange Group) y CME Group de Estados Unidos.

La junta directiva de HKEX cree que la combinación propuesta con LSE representa una oportunidad estratégica altamente convincente para crear un líder de infraestructura de mercado global,

informó la Bolsa de Hong Kong.

HKEX -que considera al gobierno de Hong Kong como su mayor accionista- ofrece 20.45 libras esterlinas en efectivo y 2.495 acciones de HKEX recién emitidas por cada acción LSE, según el diario británico.

Para el CEO de LSE, David Schwimmer, la propuesta es “preliminar y altamente condicional”, pero lo consideraría y haría un nuevo anuncio.

Refinitiv en medio de la posible compra

A finales de julio, la LSE acordó comprar al proveedor de datos Refinitiv por 27,000 millones de dólares con el objetivo de transformar la bolsa en un gigante de datos y análisis de mercado.

Además, el HKEX informó que está “comprometida en apoyar y construir el rol a largo plazo de Londres y Hong Kong como centros financieros globales”.

Indicó que la transacción sólo se llevaría a cabo si la adquisición de Refinitiv por la LSE no se realiza. La Bolsa de Londres  ha asegurado que estaba comprometida con la adquisición de Refinitiv.

Actualmente HKEX, tiene una base en Londres como propietario de la Bolsa de Metales, la cual había desempeñado un papel clave en la consolidación de Londres como un centro mundial para el comercio de metales.

Refinitiv se negó a hacer comentarios. Su accionista mayoritario Blackstone no tuvo comentarios inmediatos, mientras que el accionista minoritario Thomson Reuters se negó a hacerlos.

Con información de Reuters y Financial Times