fbpx

16 de enero 2020 | 9:50 am

Morgan Stanley reportó este jueves un ascenso en sus ganancias por 46%, a 2,239 millones de dólares, durante el último trimestre de 2019, frente al mismo periodo del año anterior.

El incremento en sus ingresos se vio ayudado por la fortaleza de sus negocios de intermediación y de suscripción de seguros.

Además, la institución financiera reportó un crecimiento de 27% a 10,857 millones de dólares en sus ingresos entre octubre y diciembre de 2019, comparado con el mismo lapso de un año antes, mientras analistas por FactSet esperaban ingresos por 9,710 millones.

Tras los buenos resultados financieros, las acciones de Morgan Stanley repuntan 6.13% hasta los 56.20 dólares en las primeras operaciones de este jueves.

Bank of America supera expectativas por operaciones de bonos

El miércoles, los resultados de BofA superaron las estimaciones debido a que la división de operaciones de bonos del segundo mayor prestamista de Estados Unidos tuvo un sólido desempeño.

Las bajas tasas de interés causaron una disminución de las utilidades de todos los negocios del banco, salvo el de mercados globales, que fue impulsado por un aumento en las operaciones de bonos.

Los ingresos por las transacciones de deuda treparon 25% a 1,800 millones de dólares respecto al año previo, cuando los mercados financieros fueron golpeados por preocupaciones sobre el comercio y el crecimiento global.

El alza de un 6% de los créditos fue significativamente mayor que la reportada por grandes bancos rivales como Citigroup y JPMorgan Chase.

Sin embargo, los ingresos en su división de banca de consumo cayeron un 5% a 9,500 millones de dólares.

La Reserva Federal de EU (Fed) recortó sus tasas de interés en tres ocasiones el año pasado, luego de que las había subido nueve veces desde 2015.

BofA es el más vulnerable de los grandes bancos estadounidenses a las fluctuaciones del costo del crédito debido a su gran stock de depósitos y valores hipotecarios sensibles a las tasas.

Goldman Sachs incumple estimaciones de ganancias por mayores costos

Las ganancias de Goldman Sachs incumplieron por un amplio margen las estimaciones debido a la debilidad en su negocio de banca de inversión y mayores costos operacionales.

Los ingresos de la banca de inversión retrocedieron 6% a 2,060 millones de dólares, dañados por menores cobros por asesorías de fusiones y adquisiciones, así como una desaceleración en los préstamos corporativos.

Las utilidades netas del banco aplicables a los accionistas comunes bajaron a 1,700 millones de dólares en el trimestre terminado el 31 de diciembre, lo que se compara con 2,320 millones de dólares un año antes.

Sin embargo, los ingresos totales netos escalaron 23% a 9,960 millones de dólares ya que tres de sus principales cuatro líneas tuvieron un sólido desempeño.

Además, los gastos operacionales de Goldman avanzaron 42% a 7,300 millones de dólares.

JP Morgan Chase supera las expectativas

El martes, JPMorgan Chase reportó utilidades trimestrales mejores a lo previsto, debido a buenos resultados en sus negocios de intermediación y suscripciones de seguros los cuales compensaron la debilidad del segmento de banca del consumidor.

La ganancia neta del mayor banco de Estados Unidos aumentó a 8,520 millones de dólares, o 2.57 dólares por acción, en el trimestre finalizado el 31 de diciembre, un récord para la institución, mientras analistas consultados por FactSet esperaban ganancias menores, de 2.35 dólares por acción.

Los resultados se comparan con una ganancia de 7,070 millones de dólares, o 1.98 dólares por papel, en el mismo periodo del año anterior.

Aunque enfrentamos constantemente temas geopolíticos complejos, el crecimiento mundial se ha estabilizado, aunque a un nivel menor, y la resolución de algunos temas apoyaron a nuestros clientes y al mercado hacia fines de este año,

dijo el CEO de JP Morgan, Jamie Dimon, en un comunicado.

En tanto, los ingresos del corporativo repuntaron 9% a 29,211 millones de dólares, mientras analistas preveían 27,940 millones, según datos de Refinitiv.

La solidez del negocio de intermediación de bonos impulsó los ingresos totales del segmento, lo que alivió la preocupación por el impacto de la disputa comercial entre Estados Unidos y China, y la ralentización de la economía mundial.

Los ingresos de banca del consumidor descendieron 2% a 6,400 millones de dólares, golpeados en buena parte por menores márgenes de depósitos.

Citigroup supera previsiones gracias a tarjetas de crédito

Citigroup superó las previsiones gracias al crecimiento de su negocio de tarjetas de crédito y a un incremento en los ingresos por intermediación financiera.

Las tarjetas en EU, que representan la mayoría de los ingresos en el área de banca de consumo siguen siendo un negocio redituable para el banco al registrar un crecimiento de 10% a 2,439 millones de dólares, frente al mismo periodo de 2018.

Citigroup se ha apoyado en su sólido negocio de tarjetas para impulsar el crecimiento de los depósitos ofreciendo cuentas corrientes y de ahorros a titulares de tarjetas.

El consumo estadounidense experimentó un fuerte crecimiento continuo en tarjetas de crédito de marca compartida (Branded Cards) y mantuvo su impulso en depósitos digitales,

destacó el CEO de Citigroup, Michael Corbat.

Los ingresos netos aumentaron 18% a 4,979 millones de dólares, o 2.15 dólares por acción durante los tres últimos meses del año.

“Nuestras ganancias de 5,000 millones de dólares para el cuarto trimestre marcaron un cierre fuerte en 2019”, agregó Corbat.

Los ingresos, descontados los gastos por intereses, aumentaron alrededor de 7% hasta los 18,378 millones de dólares, mientras analistas esperaban prevían 17,860 millones, según Refinitiv.

Ganancia de Wells Fargo se desploma

La ganancia neta del Wells Fargo cayó 55.4% a 2,870 millones de dólares, debido en gran parte a gastos legales, mientras los ingresos bajaron 5.2% a 19,900 millones de dólares.

Su nuevo CEO, Charlie Scharf, asumió el cargo en octubre con el objetivo de aplicar una nueva estrategia que permita al banco superar problemas.

Wells Fargo, un gigante en préstamos hipotecarios, está en dificultades desde 2016 cuando se descubrieron miles de cuentas falsas y la Reserva Federal le impuso límites a su capacidad de prestamos.

Scharf dijo haber identificado “claras oportunidades” para mejorar el desempeño del banco y la estructura de costos que “es muy alta”.

Hay muchas áreas en las que podemos aumentar nuestra tasa de crecimiento,

dijo Scharf.

Con información de Reuters y AFP 

Comparte