19 de septiembre 2022 | 11:00 am

Advertisement

De acuerdo con Bobby Ghosh, columnista de Bloomberg, los estadounidenses beben cada vez más como los mexicanos, en vista de que los licores a base de agave de México están al borde de un gran avance.

International Wine and Spirit Research (IWSR, por sus siglas en inglés), que rastrea y analiza los datos del mercado de bebidas, predice que las ventas de licores a base de agave superarán los 13,300 millones de dólares el próximo año, superando al vodka como el licor más comprado en Estados Unidos y empujando al whisky al tercer lugar.

Lo anterior, es una buena noticia para los destiladores mexicanos, que tienen un bloqueo en la producción de la mayoría de los licores de agave debido a los acuerdos internacionales de “denominación de origen” (DO). 

Un agave destilado no puede etiquetarse como mezcal a menos que sea de uno de los nueve estados específicos de México. Y solo el agave azul destilado de uno de los cinco estados mexicanos puede llamarse tequila

compartió en una nota Bobby Ghosh, columnista de Bloomberg.

El estado DO para ambos licores fue consagrado en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), por lo que no puede haber tequila o mezcal estadounidense

No obstante, las empresas estadounidenses pueden importar los licores de México y embotellarlos en el país vecino, siempre que las etiquetas los marquen claramente como “importados”.

auge tequila y mezcal en Estados Unidos

Te puede interesar: Estadounidenses gastan más en mezcal y tequila que en whisky

Protección de DO beneficia exportaciones mexicanas

Gracias a la protección de DO, las exportaciones mexicanas de licores de agave se han disparado, ya que, de acuerdo con el Consejo de licores destilados de Estados Unidos, ha sido durante mucho tiempo un elemento básico de las vacaciones de primavera impulsadas por bebidas como margaritas y el mezcal ahumado.

La popularidad de los licores de agave está abriendo un mercado para otras bebidas mexicanas, como la raicilla y la bacanora, sin embargo, no todas comprenden de la protección DO, por lo que se abren nuevas posibilidades para los destiladores y bebedores estadounidenses.

Ejemplo de ello es el caso del sotol, un licor claro como el tequila y el mezcal que se produce a partir de una planta parecida al agave del género Dasylirion, mejor conocida como “cuchara del desierto”, la cual crece de forma silvestre en partes de México y el sur de Estados Unidos.

El sotol se consideraba una especie de alcohol ilegal en México hasta que se legalizó en 1994; una década más tarde, el gobierno se movió para asegurar el estatus de DO, limitando el sotol “legal” a los estados de Chihuahua, Durango y Coahuila. 

Sin embargo, ese estatus no está reconocido en el Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá.

Puedes leer: Día del Tequila: La bebida ‘celebra’ máximos de producción y exportación 

Con información de Bloomberg