fbpx

11 de junio 2019 | 5:00 am

Alsea, que en México opera marcas como Starbucks, Domino’s y Vips, ‘perdió la sazón’ que tanto gustaba al mercado mexicano. El precio de su acción registra un ajuste de 43.5% comparado con el cierre de 2017 y se ubica en su nivel más bajo desde septiembre de 2013.

La falta de apetito responde al elevado nivel de apalancamiento (deuda) que posee la empresa tras la adquisición de los restaurantes Vips en España y la licencia de Starbucks para operar en Francia, Luxemburgo y Países Bajos. Los inversionistas dudan del éxito de estas operaciones, además de que la volatilidad en el tipo de cambio y la desaceleración de la economía en México y  Latinoamérica complican su negocio.

Una de las principales preocupaciones para el inversionista, dado el entorno actual, es la deuda que contrajo Alsea el año pasado, aunque la empresa ha mencionado que su objetivo es reducir su nivel de apalancamiento en los siguientes años

dijo Marisol Huerta, analista en el Banco Ve por Más.

Alejandra Marcos, directora de análisis de Intercam Casa de Bolsa, comentó que existen interrogantes sobre sobre el éxito que tendrá la empresa tras comprar la licencia para operar Starbucks en Francia Luxemburgo y Países Bajos.

Se mencionó que tras esta compra se crearían sinergias con sus otros negocios en la región, las cuales incrementarían sus ventas, pero hay que tomar en cuenta que esta es una zona con un mercado de cafeterías muy maduro y competitivo

dijo Marcos.

La operadora de restaurantes dio a conocer el año pasado sus intenciones de adquirir la totalidad de los restaurantes Vips en España, además de la compra de la licencia de Starbucks en el centro de Europa por un monto aproximado de 14,095 millones de pesos entre ambas operaciones. Este año, la transacción fue aprobada por los órganos reguladores europeos.

Uno más de los problemas a los que se enfrenta Alsea es la volatilidad del peso mexicano frente al dólar. En mayo pasado, el peso se devaluó 3.8% frente al mes anterior, mientras que en abril se apreció 2.4%, según cifras de Banco de México.

De acuerdo con Huerta, parte de la deuda contraída por la firma está en la moneda estadounidense, además de que los insumos, especialmente el queso, se comercializan bajo esta denominación.

Por lo pronto, el precio de la acción de Alsea opera a sus niveles más bajos desde mediados de septiembre de 2013. Desde finales de 2017 a la fecha, acumula una caída de 43.5%.

México, otro mercado complicado para la empresa

Debido a la desaceleración económica en el país, se espera que las ventas a mismas tiendas de Alsea tengan un impacto.

La controladora está expuesta ante el clima de incertidumbre en México, porque lo primero que se recorta es el gasto discrecional, segmento en donde opera

comentó Verónica Uribe, analista en Monex Casa de Bolsa.

La analista añadió que, a pesar de esto, la empresa cuenta con algunas marcas que pueden hacer frente ante la situación actual, tales como Starbucks, Domino’s y Vips, cuyos precios son más accesibles para la mayoría de los consumidores.

Por su parte, Huerta mencionó que otro de los golpes para la emisora es la actual situación económica que viven países latinoamericanos como Argentina.