fbpx

11 de junio 2019 | 10:04 am

Donald Trump no se detiene. Ahora acusó a la Unión Europea de devaluar el euro y también arremetió contra la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) por mantener la tasa de interés en niveles altos.

El euro y otras monedas se devalúan contra el dólar, lo que pone a Estados Unidos en una gran desventaja. ¡La tasa de interés de la Fed es alta, añadida a un ridículo ajuste cuantitativo! ¡No tienen ni idea!”, escribió en Twitter el presidente estadounidense.


De acuerdo con datos de Bloomberg, el mandatario estadounidense ha criticado en por lo menos 24 ocasiones el trabajo de la Fed, que desde marzo de 2017 ha elevado en siete ocasiones su tasa de interés para ubicarla en un rango de 2.25% a 2.50%.

El Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, encargado de establecer las tasas de interés clave de EU podría decidir recortar las tasas en los próximos meses, debido a la reciente debilidad de los datos de empleo e inflación, posibilidad que ha impulsado a los mercados bursátiles.

Trump también se queja de aranceles de Europa a vinos de EU

El mandatario acusó a la UE y específicamente a Francia por los aranceles que cobra a la importación de vino estadounidense, que pagan un gravamen de entre 11 y 12 centavos por botella, según el Instituto de Vino de Estados Unidos.

Trump señaló que el país galo crea barreras comerciales injustas y dijo que trabajará para abrir el mercado europeo al vino estadounidense.

“Francia nos cobra mucho por el vino y nosotros cobramos muy poco por el vino francés”, dijo Trump a la cadena CNBC.

Los productores estadounidenses se quejan de que los vinos franceses entran ‘por nada’ a su país, lo cual, según Trump, no es justo.

Francia, el productor más grande de esta bebida a nivel mundial, no fija las cargas al comercio, esto lo hace la UE a través del Arancel Integrado de las Comunidades Europeas.

Dependiendo del tipo y contenido alcohólico, los vinos que importa Estados Unidos pagan derechos aduaneros de entre 5.3 y 12.7 centavos por botella e incluso los más espumosos pagan una tasa cercana a 14.9 centavos, según la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos.

En 2017, Estados Unidos importó vinos europeos por 4,500 millones de dólares, pero le vendió a Europa solo 553 millones.

No obstante, entre 2007 y 2018, los datos de las aduanas francesas mostraron que las exportaciones estadounidenses a Francia se triplicaron, con Europa como el principal destino del vino estadounidense.

Con información de Reuters y AFP.