15 de enero 2021 | 4:26 pm

Rappi y Banorte lanzaron un programa llamado RappiContigo, el cual contará con 250 millones de pesos para el otorgamiento de créditos para capital de trabajo a restaurantes en México que sean aliados de la aplicación de entrega.

El tope por crédito por restaurante es hasta por un millón de pesos, con el objetivo de apoyar al sector, golpeado por los cierres intermitentes y la reducción en el aforo de comensales permitido ante la pandemia por COVID-19.

Con este programa se busca beneficiar a miles de comercios con créditos para continuar su funcionamiento y así evitar que cierren sus puertas de manera definitiva

detallan las firmas en un comunicado. 

La opción de financiamiento estará disponible a partir del 15 de enero en el portal de aliados de Rappi, no cobrará comisión por apertura y tendrán condiciones preferenciales.

“Queremos ayudar a nuestros aliados restauranteros, un grupo muy afectado por la pandemia, a reconfigurarse para florecer una vez más, protegiendo fuentes de empleos y deleitando a sus clientes”, dijo Juan Miguel Guerra, director general de RappiPay México.

Desde el inicio de la pandemia los restaurantes fueron considerados como negocios no esenciales, por lo que fueron obligados a cerrar y solo operar mediante su servicio para llevar o a través de las aplicaciones de delivery como UberEats, DidiFood o Rappi.

Cuando el semáforo epidemiológico pasó a color naranja en los estados del país, se reabrieron los establecimientos, pero con un aforo limitado al 30%.

Mediante una negociación entre autoridades de la CDMX y representantes de la industria, se logró que los establecimientos de comida reabrieran en la capital y Estado de México a partir del 18 de enero, aún cuando se mantiene el semáforo epidemiológico en rojo.