altos hornos de méxico

11 de diciembre 2020 | 5:00 am

La reconfiguración de Altos Hornos de México (AHMSA) está cerca. La nueva administración de la acerera, que nació de la venta del 55% de la firma a Alianza Minero Metalúrgica Internacional (AMMI), tiene como objetivo la estabilización de la empresa y el pago al gobierno por la venta a sobreprecio a Pemex de la planta de Agro Nitrogenados, así como a sus proveedores.

“Entendemos que existen tareas y obligaciones pendientes que buscamos resolver a la brevedad, destacan entre otras: el cumplimiento con las obligaciones incurridas en el pasado, es decir, sabemos que hay proveedores que no se les ha pagado, y pagos pendientes (…)”, dijo Jorge Silverstein, abogado de la AMMI, en conferencia de prensa.

El Grupo AMMI se compromete a la reparación del daño al Gobierno Federal que resultó de la venta de Agro Nitrogenados, que no quede duda y asumimos esa responsabilidad

agregó Silverstein. 

En 2014 se realizó un contrato de compraventa entre Pemex y AHMSA por la planta de Agro Nitrogenados, por 275 millones de dólares (mdd).

La factoría de fertilizantes resultó obsoleta y con un sobreprecio de más de 90 mdd, de acuerdo a una investigación de Quinto Elemento Lab. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador condicionó a la compañía la entrega de futuras concesiones con la devolución de 200 mdd, debido al daño patrimonial al Estado mexicano.

Otros de los pendientes para Altos Hornos es la deuda de más de 16,500 millones de pesos a sus proveedores, que incluye a pequeñas y medianas empresas, de acuerdo a lo publicado por el periodista Mario Maldonado.

Silverstein añadió que cerca del 40% de los accionistas minoritarios de AHMSA aún no han vendido sus acciones, por lo que reanudarán la cotización de la empresa en los mercados de valores nacionales. Así, se les dará la oportunidad a estos accionistas de realizar la compraventa de sus papeles y retomar esa fuente de financiamiento.

La situación financiera de la empresa es más que complicada. Tan solo sus pérdidas acumuladas entre enero y septiembre de este año ascendieron a 15,051 millones de pesos, tres veces más con respecto al mismo lapso de 2019, de acuerdo a su último estado de resultados.

Además, tuvo un EBITDA negativo de 1,279 millones de pesos al tercer trimestre del año. También registró una caída anual en sus ventas de 51%, a 5,815 millones de pesos en el mismo periodo.

En esta primera etapa se buscará privilegiar la estabilización e incremento en la producción de AHMSA y sus subsidiarias. Una vez lograda esta meta, la empresa podrá hacer frente a los pasivos generados en los últimos años de operación, sobre todo, resaltando que será administrada con transparencia e institucionalidad

comentó Silverstein.

AHMSA y AMMI: un nuevo capítulo

En el nuevo capítulo de AHMSA, ahora con su socio AMMI, tiene el objetivo de consolidar su negocio con las sinergias de ambas compañías, en toda la cadena de producción y generar valor agregado y rentabilidad.

Es la luz al final del túnel, es como una inyección de optimismo en el peor año de nuestra vida y esto nos llena de esperanzas para un futuro mucho mejor. Hemos recibido golpes de adentro y afuera, con cero credibilidad en los mercados. Pero, finalmente AMMI, está dispuesto a poner lo necesario con un programa realista

dijo Xavier Autery, vicepresidente del consejo de administración de AHMSA y uno de los dueños originales.

La salida del país y de la empresa de Alonso Ancira, expresidente de AHMSA, marcó el inicio de la búsqueda de un nuevo socio, que se encontró en Alianza Minero Metalúrgica Internacional, liderada por Julio Villarreal y compuesta por un grupo de inversionistas -en su mayoría mexicanos-.

Villarreal es un empresario metalúrgico dueño de Grupo Villacero y es cercano al actual gobierno, de acuerdo a personas cercanas al tema.

Para lograr los objetivos planteados, el grupo volverá a los orígenes de AHMSA: ser exclusivamente una productora verticalmente integrada de acero.

No obstante, la nueva alianza aún está sujeta al cumplimiento de diversas condiciones, entre ellas la autorización de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y otras instancias.

La obtención de la resolución favorable, nos permitirá tomar acciones para llegar a la estabilización (financiera de AHMSA). La alianza nos permitirá integrar nuevas líneas productivas que generarán mayor valor agregado a nuestros productos, así como sinergias y eficiencias en diferentes rubros

comentó Ramiro Lozano, director general de Lámina y Placa Comercial, una subsidiaria de Grupo Villacero.

Mientras tanto, Alonso Ancira se encuentra en España, en espera de su extradición a México donde enfrenta cargos por corrupción derivados al caso de la planta Agro Nitrogenados.

En el caso también se vio involucrado uno de los hombres más cercanos al entonces presidente Enrique Peña Nieto, Emilio Lozoya, quien en ese momento se despeñaba como director general de Pemex. Lozoya se le imputan cargos por asociación ilícita, delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita, por los casos de la fábrica de fertilizantes y de Odebrecht.

Con información de Ángel Alcántara