Deuda Pública Estados Unidos

13 de enero 2021 | 3:28 pm

Luego de registrar una salida histórica de capital extranjero acumulada durante 2020, México podría ver este año flujos de entrada alentados por una menor percepción de riesgo y rendimientos atractivos, en un entorno global de tasas bajas.

La segunda mayor economía de América Latina sufrió el año pasado una fuga total de 251,000 millones de pesos (12,580 millones de dólares) del mercado de deuda gubernamental, según datos oficiales revelados el miércoles, causada por una ola global de aversión al riesgo por la pandemia del coronavirus.

Incertidumbre política impacta a México

Y aunque la afectación se registró en la mayoría de los países emergentes, la reposición de los capitales podría ser mejor en México que entre ese grupo de naciones, como ha ocurrido desde noviembre, principalmente por las tasas de interés.

En la medida en que vaya disminuyendo en el mundo la aversión al riesgo y que se logre mayor avance en las vacunas, vamos a ver una mayor entrada de recursos en nuestro país

dijo Lucía Cárdenas, directora de estudios económicos de Citibanamex, la filial de Citigroup.

Fed mantendrá política monetaria ultralaxa

“México todavía es considerado como uno de los principales países atractivos para invertir, aunque hay riesgos locales que podrían desincentivar la inversión como una pretendida reforma a la ley del Banco de México y las elecciones de medio término”, comentó Cárdenas.

Tasas y bonos

La tasa de referencia de Banxico se ubica en 4.25%, la tercera más alta del G-20, mientras que el referencial bono a 10 años cotiza en un 5.40%, por arriba de la deuda de países con una nota crediticia similar o menor, como Colombia y Uruguay.

La recuperación en los flujos hacia México, que inició tras haber concluido la controvertida elección presidencial de Estados Unidos, también estaría impulsada por una alta liquidez de la deuda y la moneda locales, según el Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

Crisis financiera, el tema de preocupación si pandemia sigue

Solo en noviembre y diciembre, se registró la entrada de 145,200 millones de pesos (7,280 millones de dólares) al mercado de bonos soberanos, mostraron los datos del Banco de México, aunque fueron insuficientes para revertir la salida anual.

La tenencia de bonos en manos de extranjeros debería ser mucho más grande. Es preocupante que hayamos visto las salidas que vimos el año pasado aún con cifras positivas de déficit fiscal y de deuda/PIB

comentó Gabriel Lozano, economista en jefe para México de JPMorgan.

“La pregunta de muchos inversionistas ahora es si quieren estar (invertidos en México) de largo o corto plazo”, dijo Lozano.

Riesgos locales

El peso mexicano, uno de los principales termómetros de la percepción de riesgo, se vería beneficiado por los flujos de entrada, prevén los especialistas, manteniendo su cotización en 2021 alrededor de las 20 unidades por dólar, con algunos picos de volatilidad causados principalmente por factores internos.

“Estimamos que el peso cierre 2021 en un nivel de 19.80 unidades y en 20 para el próximo año, guiados en gran parte por esta entrada (de capital) o recomposición de portafolios”, comentó Cárdenas.

Lozano, de JPMorgan, afirmó que el tipo de cambio frente al dólar, que el miércoles cotizaba en 19.8010 unidades, fluctuaría este año entre 19.50 y 21 unidades.

Ambos analistas coincidieron en que algunos factores locales, tales como una polémica propuesta de reforma a la ley del banco central en materia de captación de divisas y las elecciones de medio término -que incluyen la renovación de la Cámara de Diputados- se perciben como factores de riesgo que podrían ralentizar el flujo de capitales hacia México.

Respecto a los países emergentes como conjunto, también se percibe un mayor optimismo entre inversionistas, pues el ETF iShares JPMorgan EM Bond, que agrupa bonos de esas naciones y replica al índice EMBI Global de JPMorgan, se ubica cerca de su máximo nivel desde marzo del año pasado.

El éxodo de capitales de los mercados emergentes se ve claramente ahora en el espejo retrovisor, y los robustos flujos de entrada parece que seguirán

dijo Jonathan Fortun, economista del IIF, con sede en Washington.

Por volumen de inversión de cartera, Asia -liderada por China- encabezaría el regreso de los capitales en los siguientes meses, seguidos de América Latina, África, Medio Oriente y, finalmente, por los países emergentes de Europa, de acuerdo con Fortun.