afores_fotoarteCL

5 de agosto 2022 | 5:00 am

Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) cobran una comisión mensual a más de 18 millones de trabajadores que desconocen que tiene una cuenta para el ahorro de su pensión o bien, que no han elegido una afore que les maneje el dinero de su pensión. 

De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), al cierre de junio se tenían registradas 18 millones 343,749 cuentas “asignadas” entre las diez afores que conforman el mercado. 

Puedes leer: Ahorro voluntario cae en 60% de las afores en primer semestre 

Estas cuentas “asignadas” son de trabajadores que laboran en la formalidad y que no saben que tienen una afore o que no han elegido una, por lo que la Consar asigna estas cuentas entre las afores que según dan mejores rendimientos.

Si cotizas al IMSS y no eliges Afore, tu cuenta de ahorro para el retiro será asignada a una de las AFORE que hayan generado mayores rendimientos. Las cuentas son asignadas una vez al año

indica la Consar. 

Estas 18.3 millones de cuentas “asignadas” representan el 25.7% del universo total de cuentas que administran las afores. Es decir, más de una cuarte parte de los ingresos de las afores proviene de trabajadores que desconocen que tienen afore. 

Azteca, Profuturo y Sura con más cuentas asignadas

De las 18.3 millones de cuentas que están asignadas,  Azteca, Profuturo y Sura concentran el 81.6% con un total de 14.86 millones de cuentas, según datos publicados por el regulador. Las tres afores cobran una comisión sobre saldo de 0.57%. 

En el caso de Azteca, de las 8.7 millones de cuentas que tiene en su cartera, 52.7% son de cuentas ‘asignadas’. Es decir, más de la mitad de sus cuentas son de trabajadores que desconocen que están ahí. 

Mientras que en el caso de Profuturo, de las 6.87 millones de cuentas que administra, el 47.2% fueron cuentas asignadas. 

Y lo mismo sucede con Sura pues, de su cartera de 7.55 millones de cuentas, 37.8% son cuentas ‘asignadas”.

El principal problema de no elegir una afore es que el trabajador desconoce cómo va evolucionando su ahorro para el retiro, si tuvo ganancias o pérdidas, pues no recibe los estados de cuentas que entrega la afore cada trimestre.