iata-aerolineas-vuelos-covid

20 de junio 2022 | 10:34 am

Advertisement

Las aerolíneas retomaron el optimismo tras 30 meses de COVID-19 y esperan reducir sus pérdidas este año y volver a la rentabilidad en 2023, gracias a la fuerte recuperación de la demanda.

El sector debería perder 9,700 millones de dólares este año, según las proyecciones, pero esto supondrá una “enorme mejora” respecto de los 137,700 millones de quebranto en 2020 y los 42,100 millones de dólares de 2021, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

La rentabilidad a nivel del sector en 2023 parece estar al alcance de la mano, mientras que (las compañías) en Norteamérica deberían obtener un beneficio de 8,800 millones a partir de 2022

dijo en un comunicado la IATA, que representa a la gran mayoría de las aerolíneas del mundo y que celebra su asamblea general anual en Doha.

Además, “la fuerte demanda latente, el levantamiento de las restricciones de movimiento en la mayoría de los mercados, el bajo desempleo en la mayoría de países y los ahorros de los particulares alimentan una recuperación que tendrá como consecuencia que el número de pasajeros alcance el 83% del nivel anterior a la pandemia” este año, aseguró la organización.

La IATA estima que el tráfico de pasajeros volverá a los niveles anteriores a la crisis en 2024.

Además, la crisis sanitaria torpedeó al sector aéreo, que perdió 60% de sus clientes en 2020 y al año siguiente sólo se había recuperado hasta el 50% de los 4,500 millones de pasajeros que había en 2019.

En cuanto al volumen de negocios, las empresas esperan recuperar en 2022 el 93.3% de los niveles de 2019. Con 782,000 millones de dólares, esto supondrá un aumento del 54.5% en un año.

Te puede interesar: Demanda de pasajeros en aerolíneas se eleva en mayo

Aerolíneas se enfrentan a la escasez de mano de obra

Los recientes retrasos y cancelaciones de vuelos se han atribuido ampliamente a la falta de personal, ya que un número cada vez mayor de personas abandonan los trabajos mal pagados en los aeropuertos por prácticas laborales flexibles que prosperaron durante la pandemia.

El jefe de la aerolínea anfitriona Qatar Airways, Akbar Al Baker, dijo que la escasez de mano de obra será un gran desafío en los próximos meses, aunque agregó que su aerolínea está “inundada de solicitudes de empleo”.

 La gente adquirió el mal hábito de trabajar desde casa. Sienten que no necesitan ir a una industria que realmente necesita gente práctica

dijo Al Baker en una conferencia de prensa en una cumbre en Doha, y agregó que la escasez de personal en los aeropuertos podría perjudicar el crecimiento.

Por su parte, el presidente de la aerolínea Emirates, Tim Clark, afirmó que las autoridades de Londres Heathrow le habían dicho a la aerolínea de Dubái que cancelara un vuelo A380 con poca antelación el fin de semana, lo que resultó en una interrupción.

“La parte del aeropuerto tiene que resolver su suministro de mano de obra en áreas críticas de equipaje, check-in, sistemas de equipaje. Adelante con el trabajo. Hay mucho juego de culpas, pero chicos, solo hagan el trabajo”.

Regreso a la nueva normalidad en las aerolíneas

Además, el CEO de JetBlue Airways, Robin Hayes, detalló que la escasez de mano de obra en la industria debe preocuparnos, sin embargo dijo que confía en que la industria volverá a “una nueva normalidad” en los próximos dos o tres años.

Las aerolíneas globales pasaron a la ofensiva en la cumbre, criticando a los gobiernos y aeropuertos por su manejo de la recuperación de la pandemia.

 El costo de la mala gestión del gobierno fue sustancial. Devastó las economías, interrumpió las cadenas de suministro y destruyó empleos

 dijo Willie Walsh, director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, en la reunión anual del sector de más de 100 jefes de aerolíneas.

Las propias aerolíneas han sido criticadas por los gobiernos y los grupos de consumidores por la interrupción a medida que la demanda de viajes se reanuda más rápidamente de lo esperado, pero la industria de las aerolíneas ve un hilo común en las respuestas gubernamentales.

“Había un virus, pero cada gobierno inventó su propia metodología”, dijo Walsh en la conferencia. “¿Cómo puede alguien tener confianza en una respuesta tan caótica, descoordinada e instintiva de los gobiernos?”.

Leer más: Boletos de avión serán más caros por alza en precios del petróleo: IATA

Cierre de fronteras no detuvo al COVID

Walsh de la IATA citó investigaciones que muestran que los cierres de fronteras apenas han detenido la propagación de la pandemia mientras que prácticamente detuvieron los viajes internacionales y paralizaron las economías.

 Cerrar las fronteras no es la respuesta correcta a una pandemia

dijo Walsh.

Los gobiernos de todo el mundo prestaron más de 200,000 millones de dólares de apoyo a las aerolíneas para frenar las quiebras durante la pandemia, según la consultora de aviación Ishka, con sede en el Reino Unido.

Las aerolíneas esperaban reducir las pérdidas en 2022 y pueden obtener ganancias el próximo año a medida que se recuperan los viajes aéreos, dijo la IATA, además, Walsh indicó que “no estaba preocupado” por el entorno actual de demanda y oferta.

Conoce más: Industria aérea se recuperará en 2023, de acuerdo con la IATA

Inflación pegaría al sector aéreo 

El presidente ejecutivo de Korean Air Lines afirmó que le preocupa que el aumento de las tasas de interés y la inflación puedan afectar la demanda de los consumidores y que la creciente competencia pueda reducir los precios de los boletos.

Además, el alto dólar estadounidense es “doloroso” y hace que los costos de la deuda sean más altos, agregó.

Las aerolíneas y los aeropuertos frecuentemente se enfrentan en las principales reuniones de la industria, con intereses gubernamentales y puestos de trabajo en juego.

Walsh, que se ganó la reputación de golpeador en enfrentamientos con sindicatos y gobiernos como exjefe de British Airways, reunió a los directores ejecutivos bajo presión para atacar la práctica de aumentar las tarifas aeroportuarias para recuperar los ingresos perdidos durante la crisis.

Los aeropuertos han dicho que las aerolíneas los critican injustamente y les han pedido que se concentren en resolver sus propios problemas.

Con información de Reuters.