20 de junio 2022 | 10:58 am

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen afirmó el domingo que anticipa que la economía estadounidense se desacelere durante los próximos meses, pero que una recesión no es inevitable.

Yellen ofreció una dosis de optimismo incluso en momentos en que los economistas se preocupan cada vez más de una posible recesión impulsada por una inflación desbordada y la invasión de Rusia a Ucrania.

Anticipo que la economía desacelere (…) Ha estado creciendo a un ritmo muy elevado y la economía se ha recuperado, y hemos logrado una contratación absoluta. Anticipamos una transición a un crecimiento constante y estable, pero no creo que una recesión sea inevitable,

declaró la funcionaria.

Lee más: Economía de EU tiene 40% de probabilidad de entrar en recesión en 2023: BofA

EU analiza quitar impuesto federal a la gasolina 

Durante una entrevista al programa “This Week” de ABC, la funcionaria también expresó su apertura a una exención al impuesto federal a la gasolina para ayudar a los conductores con los precios. 

Varios legisladores han presentado la idea en momentos en que el precio promedio de la gasolina ronda los cinco dólares por galón (1.32 dólares por litro)

“Es una idea que sin lugar a duda vale la pena considerar”, dijo Yellen cuando se le preguntó si el gobierno la toma en cuenta y añadió que el presidente Joe Biden quiere “hacer todo lo posible para ayudar a los consumidores”.

La secretaria de Energía, Jennifer Granholm, dijo que “es una de las herramientas”, pero aclaró al programa “State of the Union” de CNN que “parte del desafío con el impuesto a la gasolina es, desde luego, que financia los caminos”.

Yellen dijo que el gasto general del consumidor en Estados Unidos sigue siendo sólido, y destacó que los patrones de gastos están cambiando, dado el impacto del aumento en los precios de los alimentos y energía.

Sigue leyendo: Goldman Sachs ve mayores probabilidades que en EU se tenga una recesión

Pronostican que economía de EU entraría en recesión para 2023

De acuerdo con economistas y académicos encuestados por el Financial Times (FT), la economía estadounidense entrará en recesión para el próximo año. 

La última encuesta realizada en colaboración con la Iniciativa sobre Mercados Globales de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago, sugiere que la mayor economía del mundo tiene cada vez “más vientos en contra” después de una de las recuperaciones más rápidas de la historia.

Casi el 40% de los 49 encuestados prevé que la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés) -el árbitro de cuándo empiezan y terminan las recesiones- declarará una recesión en el primer o segundo trimestre de 2023.

Un tercio cree que esa declaración se retrasará hasta el segundo semestre de 2023.

El NBER define una recesión como un “descenso significativo de la actividad económica que se extiende por toda la economía y dura más de unos pocos meses”.

Puedes leer más: Recesión en EU afectará a las ‘benditas’ remesas y las exportaciones mexicanas