S&P-500

13 de junio 2022 | 4:25 pm

Advertisement

La liquidación de Wall Street se profundizó este lunes, con el S&P 500 cerrando en un mercado bajista y registrando su nivel más bajo desde enero de 2021, a medida que los inversionistas volvieron a fijar su atención en los datos de inflación de Estados Unidos.

El S&P 500 bajó 3.88%, a 3,749.63 unidades, un nivel no visto desde el 29 de enero de 2021; además la caída de este lunes fue la más profunda desde el pasado 18 de mayo.

De esta manera, el índice amplio se colocó en territorio de mercado bajista, más del 20% por debajo de su máximo de enero, por primera vez desde marzo de 2020 al comienzo de la pandemia.

A su vez, el Promedio Industrial Dow Jones cayó 2.79%, a 30,516.74 unidades, su nivel más bajo desde el 1 de febrero de 2021; mientras que el Nasdaq Composite descendió 4.68%, a 10,809.23 unidades, un nivel no visto desde el 24 de septiembre de 2020.

Ambos índices marcaron su caída más profunda desde el 18 de mayo y sumaron cuatro días con números rojos.

En México el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) finalizó la jornada con una caída de 0.05%, a 48,445.3 puntos, su nivel más bajo desde el 5 de mayo de 2021, de acuerdo con datos de Investing.com.

Las empresas que encabezaron las pérdidas fueron Alsea, Kimberly Clark, BMV, Banco del Bajío y Genomma Lab. 

Los mercados bursátiles en el extranjero se vieron sacudidos por los temores de una política estadounidense más estricta y una posible desaceleración del crecimiento en la economía más grande del mundo. 

El Stoxx Europe 600 pancontinental cayó 2.4%, mientras que el índice FTSE 100 del Reino Unido  bajó 1.5%. 

Por otro lado, los índices bursátiles en Asia se debilitaron, con el Hang Seng de Hong Kong, el Nikkei 225 de Japón y el Kospi Composite de Corea del Sur retrocediendo alrededor de 3% o más. En China continental, el índice CSI 300 de primera línea perdió alrededor de 1.2%.

En el mercado de bonos, el rendimiento del bono del Tesoro estadounidense a 10 años de referencia subió a 3,371%, su nivel de cierre más alto desde 2011, desde 3,156% el viernes. Además, fue su mayor ganancia de rendimiento en un día desde marzo de 2020.

Leer más: BMV se acerca a cumplir un lustro sin OPIs; BIVA está cerca de romper sequía

Tecnológicas siguen en rojo

Las acciones tecnológicas de Estados Unidos que se dispararon durante la pandemia, registraron grandes caídas. 

Apple cayó 3.8%, mientras que las acciones de Amazon.com pierden 5.5%. El fabricante de chips Nvidia bajó 7.8% y Tesla cayó 7.1%. Meta, la empresa matriz de Facebook, retrocedió 6.4%.

También, las acciones de Boeing, Salesforce y American Express cayeron 8.7%, 6.9% y 5.2%, respectivamente, arrastrando a la baja al Dow Jones a medida que aumentaron los temores de recesión.

Las acciones de viajes también cayeron, cuando Carnival Corporation y Norwegian Cruise Line se desplomaron 10% y 12%, respectivamente. Delta Air Lines cayó más del 8%, mientras que United cayó alrededor del 10%.

Todos los principales sectores del S&P 500 se sumergieron en rojo liderados por la energía, que cayó más del 5%. El consumo discrecional, los servicios de comunicación, la tecnología de la información y los servicios públicos cayeron más del 4%.

Por otro lado, una caída en las criptomonedas destacó la creciente falta de voluntad de los inversionistas para aferrarse a sus participaciones más especulativas. El precio de bitcoin se desplomó este lunes por debajo de los 23,000 dólares.

En el mercado de las materias primas, el petróleo cerró al alza, con los precios registrando su primera ganancia en tres sesiones, después de un aumento renovado en los casos de COVID-19 en China.

Sigue leyendo: ¿Cómo Binance se convirtió en una plataforma para hackers, estafas y narcotráfico?

Con información de WSJ y CNBC