fbpx

Pool CEO

7 de febrero 2019 | 2:44 pm

El fundador de SoftBank Group, Msayoshi Son, agregó alrededor de 1,940 millones de yenes (17,600 millones de dólares) al valor de mercado de su compañía este jueves, al revelar un plan para recomprar acciones por 5,500 millones de dólares.

Días después de haber presentado las cifras del tercer trimestre, el también CEO de la compañía anunció la recompra, que será la más grande de su historia. Los títulos cerraron este jueves en Tokio con un alza de 17.73%, su mayor ganancia en 10 años.

La riqueza personal de Son creció en unos 5,000 millones de dólares en la jornada. Antes del rally del jueves, Bloomberg estimaba su fortuna en 14,000 millones de dólares, con lo que ocupaba el sitio 86 entre los más ricos del mundo.

El historial de recompras de Son es exitoso, según datos de la agencia especializada. En 2016, anunció que la compañía compraría hasta 500,000 millones de yenes en títulos, lo que elevó el precio de sus acciones al día siguiente. El precio se duplicó a lo largo del próximo año.

De acuerdo con Son, la deuda neta de SoftBank es de 21,000 millones de yenes (191 millones de dólares) gracias a la participación de 12,500 millones de yenes en Alibaba, su unidad de telecomunicaciones con un valor de 2,400 millones de yenes, 2,600 millones por Sprint y 2,700 millones del Vision Fund, entre otros.

Visión Fund va a la mitad

SoftBank ya gastó al menos la mitad del Vision Fund de casi 100,000 millones en menos de dos años, según el diario estadounidense The Wall Street Journal.

El fondo, respaldado por Arabia Saudita y Abu Dhabi, apostó en algunas de las empresas más valiosas del mundo -entre ellas Uber y WeWork-.

De los 99,000 millones de dólares con que el fondo contaba, SoftBank ha gastado hasta el momento 50,000 millones, comentó este miércoles SoftBank.

Con la tasa de gasto de aproximadamente 7,000 millones por trimestre que ha registrado hasta ahora, el dinero restante del Vision fund durará otro año y medio, probablemente menos, al tomar en cuenta las inversiones existentes que pueden transferirse al fondo de los propios libros de SoftBank.

El ritmo del gasto hace surgir dudas sobre las futuras fuentes de capital, especialmente dada la desaceleración de la economía tanto asiática como a nivel mundial y un panorama complicado en los mercados.

Desde el año pasado, Masayoshi Son dijo que no quiere ceder y que le gustaría comenzar un segundo fondo  “Vamos a mantener este ritmo de inversión”, dijo el miércoles Son en Tokio. “Estamos en excelente estado”.

De acuerdo con Bloomberg, el Vision Fund se ha convertido en un importante contribuyente a las ganancias en el último año.

“Si bien los retornos pueden ser difíciles de predecir, Son prometió varias salidas anualmente. Este año, los inversionistas podrían esperar una ganancia inesperada de los listados planeados de Slack Technologies y Uber.”