fbpx

5 de febrero 2019 | 5:00 am

La Reserva Federal de Estados Unidos decidió desacelerar el ritmo de alza de su tasa de interés referencial, pero el mercado y los analistas trazan distintos rumbos a seguir este año por parte del banco central más poderoso del mundo.

El consenso del mercado le otorga una posibilidad nula a que la Fed aumente su tasa a un rango de 2.50 y 2.75%, de acuerdo con la herramienta FedWatch, que mide las probabilidades de movimientos en tasas de interés en ese país. Sin embargo, algunos analistas estiman al menos un alza en el 2019.

La desaceleración económica prevista para Estados Unidos este año y una inflación que rondará el objetivo del 2%, ha permitido a la Fed adoptar una postura más dovish (encaminada a una política monetaria relajada) las última semanas.

Incluso la semana pasada el presidente de la Fed, Jerome Powell, mencionó la posibilidad de modificar el proceso de normalización de la hoja de balance, lo que permitió al consenso de los inversionistas aumentar sus expectativas respecto a que el banco central ya no moverá las tasas de interés.

No obstante, los analistas no están de acuerdo. Si China y el presidente Donald Trump llegan a un acuerdo para revertir las sanciones comerciales que se han impuesto y si la economía de Estados Unidos se acelera en el segundo y tercer trimestre, se abre la posibilidad de un aumento de la Fed y, si es muy agresiva, pueden darse hasta dos incrementos en el año, dice Guillermo Delgado, director de Operaciones en Black Wallstreet Capital.

Distintos análisis arrojan que el PIB de Estados Unidos crecerá alrededor de 2% este año, por debajo del 2.57% que se estima creció en el 2018, según datos de Bloomberg.

Otra razón para esperar al menos un ajuste de la Fed responde a que, en caso de llegar a un estancamiento o desaceleración económica, una forma de estimular la economía es con un recorte en la tasa de interés y el actual nivel no da margen para eso.

No sentimos que haya presiones inflacionarias, pero sí creemos que la Fed quiere llegar a un nivel de tasa más normales, sobre todo teniendo en cuenta que ante una desaceleración económica si la Fed no tiene un nivel de tasas alto, no tiene herramientas para estimular la economía

comentó Juan Hernández, director General de Vanguard México.

Vanguard espera el incremento de la Fed a mediados de junio. El promedio de la tasa de interés de la Fed, los últimos 30 años, es de 3.17%; hoy se ubica en un rango de 2.25 y 2.50%.

Aunque la economía estadounidense se está desacelerando, sigue creciendo a ritmos importantes. En consecuencia, podrían tener lugar mayores revisiones a los salarios, lo que tendría efectos en los precios al consumidor (inflación), dice un análisis de Alejandro Saldaña, gerente de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+).

“No descartamos que la Fed suba las tasas de interés hasta dos ocasiones en 2019, tras una posible pausa en los primeros meses del año”, comentó Saldaña.

De momento, en la primera reunión del año, la Fed decidió dejar sin cambios su tasa de interés.