Peso a la baja

19 de agosto 2021 | 2:10 pm

El peso marcó su peor sesión desde el 3 de junio, luego de que el dólar tocó un máximo de nueve meses, debido a las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) reducirá sus estímulos tan pronto como este año.

En su cotización interbancaria, el dólar cerró este jueves en 20.2060 pesos, una depreciación 1.15% de la moneda mexicana, o 23 centavos por encima de la jornada previa, de acuerdo con datos de Banco de México. Se trata del peor nivel del peso desde el 22 de junio.

En las operaciones del día, el tipo de cambio tocó un mínimo de 20.0310 y un máximo de 20.2085 pesos por dólar, según Bloomberg.

Al menudeo, el billete verde se vende en 20.65 pesos en ventanillas de Citibanamex, 19 centavos más caro que ayer.

El índice dólar, que mide el desempeño de la divisa frente a una canasta de sus seis principales cruces, avanza 0.46%, para ubicarse en 93.57 unidades, luego de tocar en la sesión un nivel no visto desde noviembre de 2020.

El dólar retomó fuerza al alza frente a las principales monedas, gracias a las preocupaciones sobre el avance de la pandemia y las expectativas de los inversionistas de que la Fed comience con la reducción de su compra de activos este año

dijo Monex en un análisis

Las minutas de la última reunión de la Fed llevada a cabo entre el 27 y 28 julio mostraron que el banco central se prepara para reducir su programa de recompra de bonos mensuales de 120,000 millones de dólares que implementó el año pasado para inyectar de liquidez a los mercados tras el golpe de la pandemia.

Sin embargo, el consenso de los miembros de la Fed sobre otros temas clave como la amenaza que representan la inflación, el desempleo y la variante delta del COVID-19 plantea dudas sobre el momento en que iniciará la reducción, conocida como tapering.

La caída de la mayoría de las monedas emergentes ante el dólar se da en línea con la tendencia bajista de los precios de las materias primas como el petróleo y algunos metales, muestra de que en la jornada los inversionistas buscan activos de refugio.

En el mercado de acciones, los índices globales se alejan de sus récords alcanzados en días recientes, que fueron impulsados por los reportes sólidos de las empresas en el segundo trimestre del año.