Petróleo

4 de marzo 2021 | 2:38 pm

Este jueves, el WTI de Estados Unidos cerró en su nivel más alto desde el 30 de abril de 2019, luego de que la OPEP+ acordó extender sus recortes de producción el próximo mes.

El contrato de abril del WTI se disparó  4.2%, a 63.83 dólares por barril, de acuerdo con datos de MarketWatch.

En tanto, el Brent del Mar del Norte avanzó 4.2%, a 66.74 dólares, su precio de cierre más alto en una semana. Previamente en la sesión, el Brent superó la barrera de los 67 dólares y tocó su mejor nivel desde enero del año pasado.

La OPEP y sus aliados, grupo conocido como OPEP+, decidieron extender sus recortes al bombeo por un mes más, durante abril, citando la frágil naturaleza de la recuperación de la demanda de petróleo mientras continúa la pandemia de COVID-19.

La OPEP nos sorprendió al pasar por alto los recortes (…) El mensaje que está enviando al mercado es que están bastante dispuestos a ver que los precios del petróleo se disparen y, en última instancia, contribuir en gran medida a reducir el exceso de inventario construido el año pasado debido al COVID-19

dijo Bart Melek, jefe de estrategias de materias primas de TD Securities

El ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, confirmó que el principal exportador de crudo ampliará su recorte voluntario de producción de un millón de barriles por día y en los próximos meses elegiría cuándo eliminar gradualmente esta reducción.

“Sin embargo, hay una espina en el cóctel alcista y muy pocos se sorprenden. Rusia quiere impulsar la producción ”, subrayó Bjornar Tonhaugen, jefe de mercados petroleros de Rystad Energy, en una nota.

A Rusia y Kazajstán se les ha permitido aumentos modestos de producción durante abril en virtud del acuerdo.

“Aparte de Rusia, el mayor ganador de una renovación de la OPEP+ son los Estados Unidos. Con esos niveles de precios, que ahora se elevan aún más después de la noticia de un posible consenso de renovación, EU puede aumentar cómodamente la producción, incluso a partir de costosos proyectos de equilibrio”, añadió Tonhaugen.

En Estados Unidos, a pesar de un aumento récord de más de 21 millones de barriles en las reservas de petróleo la semana pasada, las existencias de gasolina registraron su mayor caída en 30 años debido a que la refinación se desplomó a un mínimo histórico por una tormenta invernal en Texas.

En el frente geopolítico, las fuerzas hutíes de Yemen dispararon un misil contra una instalación de Saudi Aramco, la petrolera estatal de Arabia Saudita, según reportes. Las autoridades saudíes no han confirmado el ataque.

Con información de Reuters