Petróleo

3 de marzo 2021 | 2:41 pm

Los precios del petróleo subieron más de un 2% este miércoles, impulsados ​​por una caída de los inventarios de gasolina en Estados Unidos y las expectativas de que los productores de la OPEP+ podrían decidir no aumentar la producción.

El contrato de abril del WTI de Estados Unidos avanzó 2.6%, a 61.28 dólares por barril, y el crudo Brent del Mar del Norte, 2.2%%, a 64.07 dólares, de acuerdo con MarketWatch.

Las existencias de gasolina de Estados Unidos sufrieron la mayor caída de la que se tenga registro la semana pasada y la refinación tocó un mínimo histórico a raíz de una dura helada en Texas que cerró la producción.

Los inventarios de gasolina disminuyeron en 13.6 millones de barriles,  a 243.5 millones, reportó este miércoles la Administración de Información de Energía (EIA), mientras que las reservas de destilados anotaron su mayor baja desde 2003, a 143 millones de barriles.

“Esta caída se debe en un 100% a la tormenta en Texas”, dijo John Kilduff, socio de Again Capital Markets en Nueva York. “Congeló toda la cadena de suministro de Texas y provocó una reducción de los productos refinados disponibles”.

Sin embargo, los inventarios de crudo aumentaron en 21.6 millones de barriles, la mayor cantidad registrada, dijo la EIA. El uso de la capacidad de refinación se redujo a sólo el 56% del total, la más baja registrada de la historia.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y sus aliados, grupo conocido como OPEP+, está considerando la posibilidad de prorrogar los recortes de producción de marzo a abril en lugar de aumentar el bombeo, dijeron fuentes.

El mercado esperaba que la OPEP+ redujera sus recortes, los más profundos de la historia, en unos 500,000 barriles por día a partir de abril, y que Arabia Saudita pusiera fin a su baja voluntaria de producción de un millón de barriles por día.

Pero tres fuentes de la OPEP+ señalaron este miércoles que algunos miembros clave del cartel han sugerido mantener la producción sin cambios en abril. No está claro si Arabia Saudita pondrá fin a los recortes voluntarios en marzo o los ampliará.

Los líderes del organismo han hecho hincapié en que el mercado y los precios se han estabilizado gracias al despliegue de vacunas contra el COVID-19, por lo que la oferta mundial puede aumentar.

La OPEP espera que la demanda de petróleo en 2021 crezca 5.8 millones de barriles diarios, hasta 96 millones. Eso se compara con los 100 millones en 2019, antes de que la demanda se desplomara en 2020 debido a la pandemia.

En tanto, el presidente Joe Biden dijo que Estados Unidos tendrá suficientes vacunas para cada adulto a finales de mayo, después de que Merck acordó fabricar la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson.

Los fundamentos del mercado del petróleo sugieren una mayor fortaleza, ya que la demanda crece con la recuperación y es probable que la actividad de ocio y viajes repunte

dijo Norbert Rücker, analista del banco suizo Julius Baer

“Vemos que los precios del petróleo superarán temporalmente los 70 dólares a mediados de año”.

Con información de Reuters