Petróleo producción

18 de diciembre 2020 | 2:31 pm

Los precios del petróleo subieron este viernes, con lo que lograron su séptima semana consecutiva de ganancias, mientras los inversionistas se centran en el lanzamiento de vacunas contra COVID-19.

En la semana, el WTI de Estados Unidos avanzó 5.4% y el crudo Brent del Mar del norte escaló 4.6%, de acuerdo con datos de MarketWatch.

Respecto al jueves, el WTI para entrega en enero sumó 1.53%, a 49.10 dólares por barril, y el contrato de febrero del Brent ganó 1.48%, a 52.26 dólares.

Con ello, ambos referenciales cerraron en sus niveles más altos desde finales de febrero.

Mirando hacia adelante, los precios del crudo deberían seguir encontrando respaldo ante la perspectiva de un paquete de alivio por el COVID y una aceleración del lanzamiento de vacunas

dijo Stephen Brennock, de la correduría PVM

Pfizer solicitó la aprobación en Japón de su vacuna, que ya está es administrada en Reino Unido, Canadá y Estados Unidos. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en un tuit que la vacuna de Moderna fue aprobada y se distribuirá de inmediato, aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) no ha hecho aún un anuncio público sobre su decisión.

Los legisladores estadounidenses intentan acordar un paquete de ayuda para el coronavirus, pero emergió un nuevo obstáculo potencial después de que algunos senadores republicanos insistieron en incluir términos que garanticen que los programas de préstamo de la Reserva Federal que expiran no puedan ser revividos.

Las negociaciones en Washington se producen en momentos críticos para Estados Unidos ante un acelerado ritmo de contagios y restricciones más estrictas que amenazan con limitar la demanda petrolera.

Según el conteo de la Universidad Johns Hopkins, hay 17.3 millones de infecciones en ese país, con un saldo mayor a 312,000 personas fallecidas.

El petróleo ganó respaldo esta semana por los datos de suministro semanales de Estados Unidos, que mostraron que los inventarios de crudo cayeron en 3.1 millones de barriles, por encima del declive de 1.9 millones que esperaban los analistas.

También favoreció una debilidad del dólar, que tocó mínimos de dos años y medio en los últimos días. Un dólar más barato aumenta el atractivo por materias primas que cotizan en la moneda, como el petróleo.

En el lado del suministro, la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados están apoyando los precios al desacelerar el ritmo de un aumento planificado de la producción el próximo año.

La OPEP+, como se conoce al grupo, planea agregar 500,000 barriles por día de suministro en enero y se reunirá a principios de ese mes para decidir los próximos pasos.

Con información de Reuters