fbpx

29 de abril 2019 | 3:30 pm

Los índices S&P 500 y Nasdaq marcaron nuevos máximos históricos este lunes, después de datos que mostraron que, en marzo, los gastos de los consumidores estadounidenses se incrementaron a su mayor ritmo en más de nueve años y medio, aunque las presiones inflacionarias permanecieron tenues.

“Estamos saliendo de una serie de datos débiles en el sector del consumidor, de modo que teníamos una lectura compleja luego de la paralización parcial del Gobierno (de enero), así que parte de la fortaleza que vemos es más un repunte”, dijo Scott Brown, economista jefe de la firma Raymond James.

El promedio industrial Dow Jones subió 0.04%, a 26,554.39 puntos, mientras que el S&P 500 ganó 0.11%, a 2,943.03 unidades, y el Nasdaq avanzó 0.19%, a 8,161.85 puntos.

Además de datos económicos como las nóminas no agrícolas y el anuncio de política monetaria de la Reserva Federal, Wall Street estaba a la espera de un nuevo tramo de resultados trimestrales para esta semana, incluyendo a la matriz de Google, Alphabet, que reporta este lunes tras el cierre de mercado, y Apple.

Tanto la Bolsa Mexicana de Valores como la Bolsa Institucional de Valores hilaron seis caídas consecutivas mientras está por concluir el periodo de reportes financieros locales del primer trimestre.

El S&P/BMV IPC cedió 0.05%, a 44,953.32 puntos, mientras que el FTSE BIVA retrocedió 0.10%, a 916.86 unidades, según datos preliminares.

Peso cae frente al dólar

El peso cayó este lunes en línea con otras monedas emergentes a la espera de los datos de crecimiento económico de México en el primer trimestre del año que se publican el martes así como la decisión de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos el miércoles.

En su cotización interbancaria, el dólar cerró en 18.9995 pesos, seis centavos por encima de la jornada previa, mientras que en ventanillas de Citibanamex la divisa estadounidense aumentó cinco centavos, a 19.30 pesos por unidad.

“En México, la atención estará en el PIB del 1T19 el martes, para el cual anticipamos un crecimiento de 1.5% anual. Adicionalmente, en la semana se publicarán datos de finanzas públicas, crédito y remesas”, escribieron analistas de Banorte en un reporte.

Aunque el PIB de Estados Unidos creció más de lo esperado en el primer trimestre, los datos débiles sobre el consumo privado e ingreso privado estadounidenses fueron considerados por Banco Base como confirmaciones de una desaceleración del consumo en Estados Unidos, lo que representa una amenaza para el crecimiento económico de México, pues un menor consumo en Estados Unidos implica una menor demanda por exportaciones mexicanas.

La reunión de la Fed, las negociaciones por el Brexit y una serie de datos a nivel global que incluyen las nóminas no agrícolas mensuales estadounidenses podría generar importantes movimientos en las divisas esta semana.

Con información de Reuters